La CE no ha decidido si el mecanismo internacional de ayuda a los palestinos pagará salario de funcionarios

Actualizado 10/05/2006 18:10:50 CET

BRUSELAS, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea explicó hoy que todavía no está decidido si el mecanismo internacional de ayuda a los palestinos, cuya puesta en marcha ha encargado el Cuarteto a la UE, pagará el salario de los funcionarios. De momento, lo único que está claro es que la sanidad y la educación serán prioritarias, aunque tampoco se sabe cuándo podrá empezar a funcionar el nuevo sistema, según dijo la portavoz de Relaciones Exteriores, Emma Edwin.

La iniciativa trata de paliar la crisis humanitaria que se vive en los territorios palestinos después de que los Veinticinco decidieran el pasado 10 de abril cortar la ayuda directa al nuevo Gobierno palestino de Hamás como medida cautelar mientras no renuncie a la violencia y reconozca a Israel. Udwin destacó que demuestra la "unidad" del Cuarteto (UE, Estados Unidos, Naciones Unidas y Rusia) en la crisis desencadenada por la victoria de Hamás en las elecciones de enero.

"Es un mecanismo limitado en su alcance y su duración que será transparente y se revisará tras los primeros 3 meses de existencia", explicó. La UE empezará a discutir inmediatamente con los donantes internacionales, y los ministros de Asuntos Exteriores de los Veinticinco debatirán la cuestión en su encuentro mensual del 15 de mayo, aunque la portavoz descartó que ya haya una solución ese día y se limitó a decir que será necesario esperar al menos "algunas semanas".

Precisó que el mecanismo "operará de manera separada a la Autoridad Palestina porque su objetivo es que continúe la llegada de fondos internacionales sin que pasen a través de la Autoridad Palestina". Los fondos tampoco se canalizarán a través de la oficina del presidente de la AP, Mahmud Abbas, porque no se quiere crear una "estructura paralela" al Ministerio de Finanzas, aunque Abbas podría actuar como "punto de enlace".

La portavoz rechazó que la única forma de lograr esto sea con "gente haciendo cola ante una oficina" de la Comisión. El objetivo del nuevo sistema es responder a las "necesidades más urgentes" de los palestinos, entre las que citó "el buen funcionamiento de los servicios sociales, como la salud y la educación".

Preguntada por si el salario de los funcionarios está incluido entre estas necesidades urgentes, Udwin insistió en que "las cuestiones detalladas sobre lo que se pagará no se pueden responder hoy". Recordó que, antes de suspender las ayudas a la AP, las ayudas de la UE cubrían sólo el 10% de los salarios de los funcionarios, y reiteró que para resolver este problema juega un papel mucho más importante los impuestos palestinos que mantiene retenidos Israel.

Udwin explicó que la decisión de cortar la ayuda a la Autoridad Palestina ha dejado congelados alrededor de 125 millones de euros: 17,5 millones del fondo fiduciario del Banco Mundial, 31 millones en cuentas para proyectos concretos, y el resto para pagar facturas que todavía no se han presentado, y en programas comprometidos pero no contratados. La Unión Europea sigue dispuesta a ser uno de los principales contribuyentes al nuevo mecanismo internacional, pese a que la portavoz recordó que este año ya se han enviado alrededor de la mitad de los 250 millones que Bruselas destina anualmente a los palestinos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies