Concluye la operación 'Invierno Caliente' contra la ciudad cisjordana de Nablús

 

Concluye la operación 'Invierno Caliente' contra la ciudad cisjordana de Nablús

Actualizado 01/03/2007 19:16:13 CET

JERUSALÉN, 1 Mar. (EP/AP) -

El Ejército israelí confirmó hoy el final de la operación 'Invierno Caliente' en la ciudad cisjordana de Nablús. Durante las incursiones, los soldados israelíes realizaron un registro casa por casa para detener a líderes de las milicias palestinas. El balance final de casi una semana de operaciones es un civil palestino muerto, diez milicianos palestinos detenidos y tres laboratorios de explosivos descubiertos.

Las autoridades palestinas locales informaron hoy que los vehículos militares israelíes comenzaron a retirarse de la ciudad y los campamentos de refugiados de sus alrededores a última hora de la mañana y que por la tarde ya no quedaba ninguno de ellos.

Los soldados israelíes intercambiaron disparos con hombres armados que se refugiaban en una mezquita. También hoy, las fuerzas israelíes asaltaron un edificio de apartamentos en los que se creía que había milicianos escondidos.

El Gobernador del distrito, Kamal Sheij, aseguró que los todo terreno y excavadoras israelíes comenzaron a abandonar la ciudad por la mañana y que ya por la tarde no quedaba ninguno.

La operación 'Invierno Caliente' ha sido la más importante en Cisjordania desde el pasado mes de julio. El Ejército israelí informó además del descubrimiento de tres laboratorios de explosivos y subrayó que la mayoría de los terroristas suicidas que atacaron Israel en el último año provenían de esta ciudad, considerada bastión de las milicias.

En un primer incidente, soldados que se encontraban en el campamento de refugiados de Al Faraa al amanecer intercambiaron disparos con tres palestinos que atrincherados en una mezquita, informaron fuentes israelíes y palestinas. Israel aseguró que los tres hombres dispararon contra los soldados desde el interior de la mezquita y que los militares devolvieron el fuego.

El toque de queda de la Ciudad Vieja de Nablús quedó sin efecto cuando los soldados israelíes abandonaron los estrechos callejones de piedra del centro de la localidad, centro de las operaciones de 'Invierno Caliente', y decenas de miles de personas pudieron al fin salir de sus casas.

En las primeras horas de hoy, las fuerzas israelíes se reagruparon en torno a un edificio de apartamentos situado en un nuevo barrio de la ciudad. Tras desalojar el edificio de civiles, pidieron la rendición de los insurgentes que se encontraban presuntamente en el interior con potentes megáfonos. Se desconoce si finalmente consiguieron su detención.

Sin embargo, los líderes palestinos aseguran que la operación pretende en realidad minar los esfuerzos para la creación de un Gobierno de unidad nacional palestino.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies