Decenas de personas bloquean varias calles en Tulkarem y Ramala para protestar contra el alto coste de vida

Actualizado 09/09/2012 8:46:17 CET

JERUSALÉN, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Decenas de manifestantes han protestado este sábado en las localidades cisjordanas de Tulkarem y Ramala para protestar por el alto coste de vida y la situación económica en Cisjordania, llegando a cortar varias calles en ambas ciudades.

La carretera principal de Tulkarem ha sido cortada con neumáticos ardiendo, mientras que varias calles del centro de Ramala han sido bloqueadas de la misma manera, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

Miles de palestinos han salido a las calles en Cisjordania en los últimos días para pedir la dimisión del primer ministro de la Autoridad Palestina, Salam Fayyad, y la abolición del Acuerdo Económico de París, ya que a su juicio "subordina la economía palestina a la israelí". El martes, manifestantes quemaron un cartel con el rostro del primer ministro de la Autoridad Palestina, uno de los principales focos de las críticas en materia económica por parte de la población palestina, a pesar del respaldo de la comunidad internacional a sus políticas en este área.

En respuesta, Fayyad indicó el viernes que se encuentra "dolido" por las peticiones de dimisión, pero ha asegurado que "no reaccionará con ira". "No podemos ajustar los precios de los bienes porque la demanda se incrementaría con menos recursos (...) lo que expondría a los comerciantes a pérdidas", ha argumentado.

"Importar petróleo de otros países es una buena propuesta, pero no llevaría a reducir los precios", agregó, al tiempo que ha insistido en que la Autoridad Palestina vende el combustible por debajo del precio de mercado. "Sé que estamos pasando unos momentos difíciles, y espero que se solucione lo antes posible", dijo.

Asimismo, recalcó que las protestas no pueden ser caracterizadas como una 'Primavera Palestina'. "No reproduciremos la 'Primavera Árabe' aquí porque no somos un Estado", manifestó Fayyad, contradiciendo así al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, quien aseguró que las manifestaciones para denunciar el alto coste de vida registradas en los territorios palestinos suponen el inicio de la 'Primavera Palestina'.

MARCO ECONÓMICO

El miércoles, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) indicó que, a pesar del crecimiento del diez por ciento que ha registrado la economía palestina en 2011, la prosperidad futura en Cisjordania y la Franja de Gaza está amenazada por las continuas restricciones, la austeridad fiscal, la disminución de la producción agrícola y la caída en el apoyo económico por parte de los países donantes.

En el mismo, la organización dijo que el crecimiento registrado en 2011 no es sostenible al estar vinculado a la reconstrucción de la Franja de Gaza, que resultó gravemente dañada durante la 'Operación Plomo Fundido' ejecutada por el Ejército israelí entre diciembre de 2008 y enero de 2009, que causó la muerte a alrededor de 1.400 palestinos. En este sentido, destacó que la economía gazací creció un 23 por ciento, mientras que la cisjordana lo hizo un 5,2 por ciento.

Por contra, subrayó que "la inseguridad alimentaria afecta a dos de cada tres palestinos en los territorios ocupados", al tiempo que reseñó que "es más grave en la Franja de Gaza". "También es alarmante la tasa de pobreza en Jerusalén Este, estimada en el 78 por ciento", agregó.

Asimismo, puntualizó que la tasa agrícola ha caído desde el doce por ciento en 1995 al 5,5 por ciento de 2011. Pese a ello, dijo que el verdadero obstáculo para el crecimiento de la economía palestina es la ocupación israelí, que, según el informe, ha eliminado prácticamente la totalidad de la comercialización y oportunidades de inversión y ha limitado los recursos naturales disponibles para actividades de producción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies