El Ejecutivo palestino congela los salarios de 21 destacados diputados de Hamás, incluido el de Haniyeh

Actualizado 19/09/2007 21:46:45 CET

JERUSALÉN, 19 Sep. (EP/AP) -

El Ejecutivo de emergencia nombrado por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha congelado los salarios de 21 destacados parlamentarios de Hamás, incluido el del depuesto primer ministro Ismael Haniyeh, para advertir al movimiento islámico y presionarle para no "perpetrar actividades ilegales", según informaron hoy fuentes oficiales. "Es una advertencia para que actúen de acuerdo con sus responsabilidades nacionales, y no por consideraciones políticas que les han llevado a cometer actividades ilegales", explicó el ministro Ashraf Ajrami, quien no obstante precisó que sus salarios han sido "retrasados" y no congelados indefinidamente.

En total, 21 destacados parlamentarios de Hamás en la Franja de Gaza, incluido el depuesto primer ministro --que encabeza un Ejecutivo paralelo al nombrado por Abbas en el territorio que controla en solitario desde finales del pasado mayo--, así como el destacado miembro del Movimiento de Resistencia Islámico Mahmud Zahar, vinculado con el brazo armado de Hamás, no han recibido sus salarios mensuales de 3.000 dólares (2.196 euros) a finales de agosto, a diferencia de los parlamentarios de Al Fatá que no tuvieron problema alguno para cobrar su jornal.

Otras figuras menos destacadas del partido islámico, en total otros 74 diputados, incluido un grupo de tres mujeres delegadas del partido en la Franja de Gaza, por el contrario sí han recibido sus salarios.

Por su parte, un colaborador de un diputado de Hamás cuyo salario fue congelado, aseguró que la medida ha afectado también a decenas de colaboradores y asesores de parlamentarios, así como a muchos de sus guardaespaldas.

Según el portavoz de Haniyeh, Taher Nunu, "no es competencia del presidente o (del primer ministro Salam) Fayad intervenir en los asuntos de parlamentarios o en su inmunidad o su cargo político". A su juicio, la congelación de salarios de diputados de Hamás, "constituye un golpe a la institución legislativa en sí (el Parlamento) y un precedente peligroso para el pueblo palestino", advirtió.

En meses previos, el Ejecutivo de Abbas ya aprobó la congelación del salario de miles de funcionarios de la Administración palestina considerados "leales" a Hamás.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies