Llega a la Franja un envío de combustible destinado a la central eléctrica de Gaza

Actualizado 05/04/2012 7:53:01 CET

JERUSALÉN, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un envío de combustible ha llegado a la Franja de Gaza este miércoles a través del paso fronterizo de Kerem Abu Salem (Kerem Shalom), en la frontera del enclave con Israel, destinado a la central eléctrica de Gaza, que ha sufrido cortes y paradas de servicio a causa de la carencia de fuel suficiente, según fuentes oficiales palestinas.

El Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), que gobierna en la Franja de Gaza, y la Autoridad Palestina, el Ejecutivo de Cisjordania, han decidido firmar un pacto para acabar con la crisis energética que sufre la franja desde hace semanas por la falta de combustible, según informaron este martes las autoridades.

Según el acuerdo, una compañía israelí proporcionará el combustible para la única planta energética de la Franja y el movimiento islamista pagará a la Autoridad Palestina la cuantía de ese combustible para que la transfiera a Israel, ya que el movimiento islamista no reconoce al Estado hebreo.

Taher al Nono, portavoz del Gobierno de Hamás, ha explicado que el combustible comenzará a llegar el miércoles y que ya se ha transferido el primer pago, que asciende a dos millones de shekels (unos 400.000 euros).

Ghassan al Jatib, portavoz de la Autoridad Palestina, ha confirmado que se ha realizado el primer pago y ha asegurado que el compromiso es temporal hasta que se alcance un pacto con Egipto para que proporcione combustible al territorio.

Raed Fattouh, a cargo de los pasos fronterizos de la Franja, ha dicho que alrededor de una decena de camiones han entrado en el enclave con una carga de entre 450.000 y 500.000 litros de fuel, según ha informado la agencia oficial de noticias palestina, WAFA. En este sentido, ha señalado que esta cantidad es la que necesita la central para operar durante un día.

La Franja de Gaza ha sufrido constantes cortes de luz desde febrero, cuando las autoridades egipcias llevaron a cabo una operación para acabar con el contrabando de combustible hacia territorio palestino.

Hamás ha acusado a Egipto, Israel y la Autoridad de ser los causantes de la crisis para conseguir que la formación hiciera concesiones. Varios miembros de Al Fatá, el partido del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, han acusado a Hamás de conseguir beneficios por el tráfico de combustible y usarlos como fondos propios.

La falta de combustible ha provocado el fallecimiento de al menos dos niños palestinos a causa de los cortes de electricidad, que provocaron su muerte cuando estaban hospitalizados al dejar de funcionar los aparatos a los que estaban conectados, según han informado medios palestinos.

Gaza solo pueda disfrutar de seis horas de electricidad al día y ha visto cómo se ha reducido el transporte, lo que ha generado críticas de la población a Hamás.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies