El muro de Cisjordania ha rodeado 21 enclaves palestinos y encerrado a 250.000 habitantes, según un informe

Actualizado 22/01/2007 16:32:41 CET

JERUSALÉN, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al menos 21 localidades palestinas de Cisjordania que albergan a unos 250.000 palestinos han quedado asilados del resto de Cisjordania por el muro de separación (valla en algunos puntos) construido por Israel, según recoge un informe elaborado por la organización de defensa de Derechos Humanos israelí 'Bimkom'.

Además, el documento constata que más de 8.000 ciudadanos palestinos de estos enclaves viven en "enclaves veta" encajados entre la Línea Verde y la valla de separación, según recoge el diario hebreo 'Yediot Ahronot'.

"Esta población está viviendo entre vallas, bajo un régimen de permisos y prohibiciones, en una zona separada del resto de los residentes de Cisjordania, incluidos sus amigos y parientes de primer grado", constata el documento de Bimkom.

En algunas zonas concretas, los habitantes están vallados por tres o cuatro ángulos, quedando aislados de los centros urbanos, las fuentes de recursos, y los servicios básicos, lo que daña "severamente" sus vida diaria hasta "el punto de la desintegración" de la sociedad palestina de la zona, establece el informe publicado hoy.

Así, el documento revela que en algunos casos una casa queda aislada de la ciudad a la que pertenece, convirtiendo a sus habitantes en "invitados" en sus propios hogares. "Esto crea una situación horrible en la que un hombre ha estado viviendo durante décadas en una casa y se ve forzado a obtener un permiso periódico con objeto de permanecer en la zona donde vive", constata el documento, recordando que "sin este permiso, está sujeto a penalizaciones por ley, incluso de cinco años de prisión o fuertes multas".

En cuanto a la atención sanitaria, el documento muestra que para poder alcanzar los hospitales en las localidades cercanas "los residentes de los enclaves deben pasar a través de puertas en la valla, lo que no es posible durante la noche, lo que significa que el tiempo que pasa hasta que los soldados son avisados de una emergencia puede ser el tiempo que diferencia la vida de la muerte".

A continuación el informe denuncia que, pese a las órdenes del Tribunal Superior de Justicia israelí sobre la ruta que recorre la valla o muro, dicha ruta está dictada más bien por las necesidades de los asentamientos.

Por ejemplo, en la localidad palestina de Bartaa, la ruta de la valla se ha desplazado tres kilómetros más allá de la Línea Verde, principalmente para dejar espacio a la expansión del asentamiento judío de Rihan, y para la construcción de un nuevo asentamiento llamado 'Rihanit'.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies