O.Próximo.- Los palestinos accedieron a aplazar la votación del informe Goldstone en la ONU

Actualizado 27/01/2011 7:23:08 CET

JERUSALÉN, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Autoridad Palestina cedió a las presiones de Estados Unidos para aplazar la resolución de apoyo de la ONU al Informe Goldstone, que extraía conclusiones de la operación 'Plomo Fundido'. Así lo establece una parte de la documentación oficial palestina a la que ha tenido acceso el canal de información Al Yazira, con sede en Qatar.

De acuerdo con esta información, los palestinos habrían intentado ralentizar la votación en la ONU. El informe del ex juez Richard Goldstone culpaba tanto a Israel como al movimiento palestino Hamás de cometer crímenes de guerra durante la incursión militar israelí ocurrida entre diciembre de 2008 y enero de 2009. El objetivo habría sido restablecer las negociaciones de paz.

En octubre de 2009 el presidente palestino, Mahmud Abbas, retiró el apoyo de su Gobierno al envío del informe a la Asamblea General de Naciones Unidas. Podría haber sido el primero de una serie de pasos que llevaran a un juicio por dichos crímenes.

Según una conversación entre el negociador jefe palestino, Saeb Erekat, y los enviados estadounidenses a Oriente Próximo, George Mitchell y Davie Hale, éstos pidieron a la parte paletina que evitara "perturbar esa atmósfera" para intentar volver al diálogo. Erekat respondió: "Al ir a la ONU siempre nos coordinaremos con vosotros".

No obstante, más adelante mostró su malestar por los resultados de la demora. En otra conversación señaló que "la primera respuesta pública al asunto de Goldstone" vino del ministro de Asuntos Exteriores hebreo, Avigdor Lieberman. Éste señaló que Abbas accedió a retrasar la votación "porque los israelíes amenazaron con hacer públicas las grabaciones que le mostraban coordinando el ataque contra Gaza con Israel".

El Consejero de Seguridad Nacional de Estados Unidos, James Jones, intentó calmar a Erekat y le trasladó que Washington valoraba su "valiente" labor.

Los asesores de Abbas apoyaron entonces la propuesta norteamericana al entender que requerían más tiempo para ganarse el apoyo internacional respecto al informe, informa el diario hebreo 'Haaretz'. A su entender, el aplazamiento no implicaba enterrar el informe.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies