O.Próximo- Palestinos armados abandonan la oficina de la CE en Gaza tras exigir a Francia, Noruega y Dinamarca disculpas

Actualizado 02/02/2006 13:17:30 CET

GAZA (FRANJA DE GAZA), 2 Feb. (EP/AP) -

Los palestios armado que tomaron brevemente posiciones en el exterior de la oficina de la Comisión Europea en Gaza en protesta por la aparición de viñetas sobre Mahoma en diarios europeos, abandonaron la zona unos 45 minutos después, tras exigir a los gobiernos de Noruega, Dinamarca y Francia que se disculpen por la aparición de estos dibujos en diarios de sus países.

Una docena de hombres armados vinculados al movimiento Al Fatá del presidente palestino, Mahmud Abbas, se congregaron ante la oficina de la Comisión Europea en Gaza y tres de ellos saltaron la valla mientras que el resto tomaron posiciones en la entrada. En una declaración leída por uno de ellos, el grupo exigió disculpas a los gobiernos de Noruega, Dinamarca y Francia y llamó a los palestinos a boicotear los productos de esos tres países.

Una octavilla firmada por una milicia de Al Fatá y por el grupo radical Yihad Islámica afirmó que la oficina de la UE y las iglesia en Gaza podrían ser atacadas e instó a todos los ciudadanos franceses a que abandonen Gaza. Sin embargo, dirigentes de la Yihad Islámica aseguraron no tener ninguna relación con esto asaltantes.

Los asaltantes abandonaron el lugar unos 45 minutos después. Los empleados palestinos de la oficina de la CE no habían acudido hoy a trabajar, mientras que los extranjeros que trabajan en ella suelen hacerlo fuera de Gaza y sólo visitan esta oficina de vez en cuando. Hombres armados habían tomado también brevemente el lunes pasado esta misma oficina en protesta por los dibujos de Mahoma.

Los dibujos aparecieron por primera vez en un diario danés en septiembre y volvieron a ser publicados esta semana en varios diarios europeos con el fin de defender la liberta de expresión.

Por otra parte, Sami Abu Zuhri, portavoz de Al Fatá, también pidio a los países europeos que se disculpen, pero dijo que los extranjeros que se encuentran en Gaza no deben ser dañados en el marco de las protestas.