El PAM advierte de un recrudecimiento de la crisis humanitaria en Gaza con la última incursión israelí

Actualizado 30/06/2006 20:08:21 CET

GINEBRA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) advirtió hoy de que la crisis humanitaria que sufren los palestinos en Gaza se ha agravado aún más con el corte de electricidad producto de la incursión del Ejército israelí.

El portavoz del organismo, Simon Pluess, afirmó que el PAM está profundamente preocupado por el secuestro de un soldado hebreo por parte de milicianos palestinos el pasado domingo, y la posterior entrada de Israel en el territorio.

Señaló que sin electricidad no funcionan los refrigeradores y esto afecta a alimentos perecederos y medicamentos. Además, las panaderías no pueden producir pan, un alimento básico en la dieta palestina.

"La inseguridad agrava la crisis alimentaria porque la gente teme salir de su casa y no puede ir a comprar comida. En el caso de los más pobres, no pueden ir a recoger los restos de alimentos que sobran en los mercados", explicó el portavoz.

Pluess subrayó que muchas familias están subsistiendo con una comida al día, por lo que el PAM ha tenido que extender la ayuda alimentaria a 600.000 personas. Sin embargo, explicó que con las clausuras de los pasos fronterizos el PAM no ha logrado introducir comida en Gaza, y sus reservas son limitadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies