El reverendo Jesse Jackson aborda con el presidente sirio el intercambio de presos entre Israel y Hezbolá

 

El reverendo Jesse Jackson aborda con el presidente sirio el intercambio de presos entre Israel y Hezbolá

Actualizado 27/08/2006 23:43:30 CET

DAMASCO, 27 Ago. (EP/AP) -

El reverendo estadounidense Jesse Jackson abordó hoy con el presidente de Siria, Bashar Assad, el posible intercambio de prisioneros entre Israel y la milicia libanesa chií Hezbolá, e instó al diálogo para resolver los problemas en Oriente Próximo.

El veterano líder de derechos civiles se encuentra en Damasco, primera etapa de un viaje que incluye también Líbano e Israel. Jackson explicó que realiza una misión humanitaria para sopesar los "puntos de vista" de las autoridades sirias, libanesas e israelíes.

Asimismo, aseguró que les instará a que respeten el alto el fuego auspiciado por la ONU que el 14 de agosto puso fin a 33 días de enfrentamientos entre Israel y Hezbolá.

En rueda de prensa junto con el viceministro sirio de Asuntos Exteriores, Fayssal Mekdad, el reverendo estadounidense dijo que había abordado con autoridades sirias el posible canje de prisioneros.

Precisamente el líder de Hezbolá, Hasan Nasralá, anunció hoy que habían iniciado contactos con Israel para el posible intercambio de prisioneros. Milicianos de la organización chií capturaron a dos soldados israelíes en una incursión trasfronteriza el 12 de julio, lo que desató el conflicto con Israel. El grupo miliciano dijo que los había capturado para buscar la liberación de tres libaneses prisioneros en Israel.

Se desconoce si Jackson también discutió la liberación de otro soldados israelí, Guilad Shalit, que fue capturado el 25 de junio en una operación de hombres armados vinculados al Movimiento para la Resistencia Islámica, Hamás. Siria acoge a líderes exiliados de Hamás y ejerce cierta influencia sobre este grupo islámico.

Durante el viaje por Oriente Próximo, Jackson encabeza una delegación ecuménica de 10 personas que representa a grupos judíos, musulmanes, católicos y protestantes. También conversó hoy con el ministro sirio de Exteriores, Walid Moallem, así como con clérigos cristianos y musulmanes en Damasco.

A una pregunta sobre si podría buscar una mejoría en las relaciones de Siria y Estados Unidos y una reanudación de las estancadas negociaciones de paz con Israel, respondió que su viaje es "una misión humanitaria" y que no representa al Gobierno estadounidense.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies