Los aliados analizan hoy el envío de más tropas al sur de Afganistán para sustituir a Países Bajos o Canadá

Actualizado 24/10/2007 10:43:48 CET

Ministros de Defensa discutirán con Rusia sobre el escudo antimisiles de EEUU, Kosovo y el tratado sobre fuerzas armadas en Europa

BRUSELAS, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Defensa de la Alianza del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) debatirán hoy sobre la posibilidad de aumentar el número de efectivos de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF) destinados al sur del país en la reunión informal que tendrá lugar miércoles y jueves en Noordwijk, Países Bajos.

Fuentes diplomáticas indicaron que los ministros celebrarán un debate sobre cómo sustituir a los soldados holandeses y canadienses que en el sur de Afganistán hacen frente a los enfrentamientos más virulentos con los talibán, de cara a una posible reducción de efectivos o incluso a la salida de estos dos países de la zona.

Sin que de momento exista ninguna decisión en firme, Países Bajos planea hacer un movimiento en alguno de estos dos sentidos en el horizonte de 2009 y Canadá, entre 2010 y 2011, señalaron las fuentes que añadieron que España no tiene pensado hacerse cargo del sur de Afganistán. Reino Unido, que también se encuentra en la zona, de momento no se ha pronunciado al respecto.

Sí apuntaron la posibilidad de que envíen a sus efectivos algunos países del centro de Europa puedan asistir a los aliados holandeses, canadienses y británicos con los nuevos contingentes que, por ejemplo, han aprobado recientemente Eslovenia o la República Checa (200 efectivos) pero que, sin embargo, no son demasiado numerosos.

También por lo que respecta a Afganistán, los ministros de Defensa evaluarán en términos generales la marcha de la estrategia de la OTAN en el país que, según las fuentes, "va regular". También se constatará que, además de tropas, faltan medios logísticos, por ejemplo helicópteros después del anuncio de Estados Unidos de retirar los que tiene destinados al país centroasiático.

Asimismo, está previsto que los ministros pongan el acento en la necesidad de formar a las fuerzas policiales afganas con la idea de que sean capaces de hacerse cargo de la situación y de integrarse en el mando de la ISAF en un futuro no muy lejano que podría ser en 2011.

Por lo que respecta a España, las fuentes indicaron que tiene la intención de dirigir una operación de "formación integral" de unos 150 efectivos afganos que también contemplaría correr con todos los gastos logísticos y con la construcción de un cuartel. Los planes es que este contingente permanezca después apoyando al español, destacado en la región occidental de Afganistán.

Los 26 ministros aliados seguirán discutiendo con Afganistán con los otros 10 países que no son miembros de la OTAN pero sí participan en la ISAF, y también con representantes de la UE, la ONU y el Banco Mundial, con quienes se tratará la cooperación civil-militar que la Alianza Atlántica considera fundamental en el país.

Las fuentes indicaron que la sensación es que cada una de estas organizaciones sigue "su propia agenda" en temas que, aunque no son militares, colisionan con los de la OTAN. En este sentido, apuntaron que se está estudiando la posibilidad de nombrar a un representante de la Secretaría General de la ONU en Afganistán para que coordine los aspectos civiles y militares. Las fuentes apuntaron que éste es un enfoque que han defendido tradicionalmente países como España y Alemania, a los que ahora se ha sumado también el Reino Unido desde que Gordon Brown es primer ministro.

KOSOVO

Además de la operación en Afganistán los ministros hablarán del futuro de la Fuerza de la OTAN en Kosovo, la KFOR, en el marco del actual proceso de definición de su estatuto final. Las fuentes aseguraron que la KFOR "va a seguir" y que el tema debe tratarse con "mucha prudencia" y "requiere unidad" en la comunidad euroatlántica.

Sobre la posibilidad de una declaración de independencia unilateral, apuntaron que son los mismos kosovares quienes son conscientes de que no pueden hacerlo sólo con el apoyo de Estados Unidos.

Asimismo, el futuro de Kosovo es uno de los tres temas que se tratarán en el Consejo OTAN-Rusia, donde también se discutirá sobre la marcha de las negociaciones bilaterales entre Moscú y Washington en relación al escudo antimisiles estadounidense que Rusia sigue viendo como una amenaza y también sobre la decisión rusa de salirse del Tratado sobre Fuerzas Armadas Convencionales en Europa (FACE).

Las fuentes señalaron sobre este punto los ministros aliados tratarán de "suspender la suspensión de Rusia" que, si no cambia de opinión, dejará de formar parte del tratado el 12 de diciembre. En ese caso, el efecto será que ni aliados ni rusos sabrán lo que hace la otra parte en este ámbito.

MÁS TROPAS

La reunión informal de ministros de Defensa de Noordwijk será una nueva ocasión para revisar las capacidades militares de la Alianza Atlántica, para concluir que son necesarios más medios para todas las operaciones en general, tanto personales como logísticos, según coincidieron diversas fuentes.

Por lo que respecta a la Fuerza de Reacción de la OTAN (NFR, en inglés), las fuentes indicaron que en la actualidad su capacidad plena no está cubierta más que al 65%, apuntaron que hay que ser "más realistas" y que las aspiraciones cuando se creó eran "demasiado ambiciosas", con la posibilidad de desplegar a 25.000 efectivos en entre cinco y 30 días.

En concreto, señalaron que las fuerzas tácticas, las que se encuentran sobre el terreno en las distintas operaciones de la OTAN está cubiertas; las fuerzas de reserva operacionales, desplegadas en países próximos, sólo lo están en el caso de Kosovo, y que sólo hay cubiertas una de cada cinco por lo que respecta a las reservas estratégicas, que pueden trasladarse a cualquier operación.

Por lo que respecta a las contribuciones nacionales, recordaron que el acuerdo en el seno de la OTAN es que el 40% de los efectivos de cada aliado puedan ser desplegados en caso de necesidad y que el 8% puedan seguir desplegado. En el caso de España, este segundo nivel es del 7,2%.

En este sentido, la Alianza Atlántica baraja la posibilidad de crear un "núcleo duro", que estaría formado por unos 8.000 efectivos que permanecerían en la reserva, de manera que el resto pudiera ser reclutado de manera más gradual.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies