La OTAN celebra la liberación del militar estadounidense tras cinco años en Afganistán

Publicado 02/06/2014 15:30:00CET

BRUSELAS, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La OTAN ha celebrado la liberación del sargento estadounidense Bowe Bergdahl, el único prisionero de guerra estadounidense que permanecía secuestrado en Afganistán desde hace cinco años, aunque ha evitado pronunciarse sobre el intercambio de cinco presos talibán detenidos en Guantánamo a cambio de la misma que ha pactado Estados Unidos.

"Damos la bienvenida a su liberación. Le deseamos lo mejor en su recuperación tras cinco años de cautiverio y deseamos lo mejor a su familia y sus allegados", ha manifestado la portavoz de la OTAN, Oana Lungescu.

Preguntada por las negociaciones de reconciliación entre el Gobierno afgano y los talibán, la portavoz ha dejado claro que la postura de la OTAN al respecto no ha cambiado, al tiempo que ha pedido "más esfuerzos" a Pakistán para combatir el extremismo en su territorio dado que "un Afganistán estable también está en el interés de Pakistán y de la región en su conjunto".

"Sobre las negociaciones de reconciliación, apoyamos un proceso de reconciliación dirigido por los afganos, basado en condiciones claras de que los terroristas deben renunciar a la violencia, romper vínculos con Al Qaeda y aceptar la Constitución democrática afgana, incluidas las disposiciones muy importantes sobre los derechos de las mujeres y Derechos Humanos", ha precisado la portavoz.

LA NUEVA MISIÓN

La OTAN, que ha contemplado desde el inicio dejar entre 8.000 y 12.000 efectivos a partir de 2015, ha vuelto a defender "la contribución significativa" de Estados Unidos anunciada por el presidente estadounidense, Barack Obama, de que dejará en Afganistán 9.800 soldados cuando concluya la misión actual y pondrá fin a la presencia estadounidense a finales de 2016.

"El enfoque ahora está en completar ISAF y continuar y finalizar los preparativos para la próxima misión", ha recalcado Lungescu, que ha reiterado que su despliegue sigue condicionado a la firma del acuerdo de seguridad bilateral entre Estados Unidos y el nuevo presidente afgano que salga de las urnas y el acuerdo sobre el estatus de la fuerza con la OTAN.

"Estamos cada vez más confiados en que estaremos en una posición de hacerlo. Estamos animados por el hecho de que ambos candidatos presidenciales en la segunda ronda han declarado su compromiso de firmar el acuerdo de seguridad bilateral, para que podamos desplegar nuestra nueva misión desde el año que bien", ha precisado, al tiempo que ha confirmado que el acuerdo sobre el estatus de la fuerza está en fase "muy avanzada".

La portavoz ha recordado que los mandos militares aliados continúan el trabajo para completar la preparación de la nueva misión, que incluirá "recomendaciones para la duración" de la nueva misión, algo que también discutirán los ministros de Defensa aliados este miércoles. El escenario "más posible" es concluirla a finales de 2016, según fuentes diplomáticas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies