OTAN confirma que Rusia ha reducido "algo" el número de tropas en Ucrania pero mantiene "fuerzas especiales"

Actualizado 05/07/2015 8:12:34 CET

BRUSELAS, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La OTAN ha admitido este jueves que Rusia ha reducido "algo" el número de soldados desplegados en territorio ucraniano pero sigue manteniendo "fuerzas especiales" sobre el terreno, después de que el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, aseguró ayer que Rusia ha retirado al 70% de sus fuerzas.

"Hay miles de soldados rusos en Ucrania", ha asegurado el asistente adjunto para Asuntos Políticos y de Seguridad del secretario general de la OTAN y exportavoz del organismo de defensa, James Appathurai, ante la Subcomisión de Seguridad y Defensa del Parlamento Europeo.

El alto funcionario de la OTAN ha precisado en su turno de réplica que Rusia desplegó unos 3.000 efectivos "quizá un poco más" en suelo ucraniano según sus estimaciones. "Este número ha bajado ahora algo", ha admitido, insistiendo en que Rusia mantiene "fuerzas especiales" que "están ahí ahora por cierto" y en que tienen "pruebas" de la presencia de militares "regulares" y "fuerzas especiales" rusos.

Appathurai ha insistido en que este comportamiento de Rusia genera "una profunda preocupación" y "la confianza se ha roto de manera muy fundamental entre los aliados de la OTAN y Rusia" por su falta de respeto a las normas internacionales que han garantizado la seguridad de Europa durante años.

Ha asegurado que "el objetivo" de la OTAN es tener una asociación con Rusia pero sólo en el caso de que el país respeta sus compromisos y el Derecho Internacional y ha reconocido el desafío de tratar con una Rusia que "se ha dado el derecho de imponerse, incluido militarmente" en los países vecinos o haya donde haya rusofónos o ciudadanos con pasaporte ruso o en "tierras históricas rusas", insistiendo en que cuando el conflicto termine en Ucrania las cosas no volverán a la normalidad con Rusia.

"No sé dónde acaba esto (...) probablemente en muchos de nuestros países", ha subrayado el alto funcionario de la OTAN, que ha defendido las medidas para reforzar la seguridad de los aliados del Este de Europa aprobadas en la cumbre de la OTAN la semana pasada.

Así, ha defendido las "instalaciones militares pequeñas" que se crearán en los tres países bálticos y Polonia para poder acoger refuerzos militares si son necesarios, así como la punta de lanza de la fuerza rápida de la OTAN, nivel de brigada pactada, que debe poder desplegarse en 48 horas, a las que seguirán más "en los siguientes días" si se necesitan.

"No estamos desplegando tropas de combate sustanciales", ha subrayado, al tiempo que ha admitido que los países del este de la OTAN estarían en una posición mucho más difícil para asegurar su seguridad si no fueran miembro del organismo internacional de defensa.

OTAN NO DARÁ ARMAS

Appathurai ha defendido los proyectos pactados por la OTAN para mejorar las capacidades de las fuerzas armadas ucranianas "a largo plazo" en áreas como el mando y control, la logística y comunicaciones estratégicas, pero ha dejado claro que éstos "no ayudarán en los combates inmediatos" y que el papel de la OTAN no es "dar a Ucrania armas", insistiendo en que se trata de ayudar "sin aumentar la escalada de este conflicto" porque "no buscan" la confrontación.

El secretario general adjunto del Servicio Europeo de Acción Exterior, Maciej Popowski, ha admitido que la crisis en Ucrania por la intervención militar rusa ha tenido un impacto "dramático" para la seguridad europea y contribuirá en su opinión a acelerar los compromisos de los líderes europeos para reforzar la cooperación en seguridad y defensa. "Hay un sentido de la urgencia real", ha asegurado.

El diplomático polaco ha asegurado que las sanciones europeas contra Rusia están "mordiendo", aunque ha admitido que las sanciones en represalia contra el sector agroalimentario europeo también han afectado a la UE, algo que intentan paliar con ayudas al sector.

También ha avanzado que los 57 asesores de la misión de asesoramiento de la UE pactada para contribuir a la reforma de las fuerzas de seguridad civil ucranianas "llegarán a Kiev esta semana".