La OTAN no teme por la seguridad del príncipe Enrique de Inglaterra

Actualizado 10/09/2012 17:07:12 CET

BRUSELAS, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha rechazado que exista ninguna preocupación entre los aliados por la seguridad del príncipe Enrique de Inglaterra, que llegó la semana pasada a Afganistán para cumplir su segunda misión en el país asiático como piloto después de que los talibán hayan amenazado con asesinarlo o secuestrarlo.

"Obviamente no es un motivo de preocupación", ha explicado Rasmussen, en rueda de prensa al ser preguntado si la Alianza Atlántica teme por la seguridad del príncipe teniendo en cuenta las amenazas de los talibán.

"Hacemos todo lo que podemos para proteger a todas nuestras tropas desplegadas en Afganistán, con independencia de su origen personal", ha explicado el danés.

Rasmussen ha insistido en que los ataques internos de fuerzas afganas contra militares de la coalición internacional "son de gran preocupación" para los aliados pero ha subrayado el compromiso que le trasladó el presidente afgano, Hamid Karzai, de que hará todo lo posible para impedirlos.

"Acordamos que haremos todo lo que podamos para atajar el problema. No permitiremos que los enemigos de Afganistán cambien nuestra estrategia", ha recalcado el danés, que ha explicado que están analizando "muy cuidadosamente cada caso". "Hacemos todo lo posible, junto con los socios afganos, para reducir los riesgos el máximo posible", ha apostillado el danés.

Rasmussen ha recordado que los aliados ya han promovido medidas para frenar estos ataques como el refuerzo del proceso de selección de los reclutas, más esfuerzos de contraingeligencia y más formación para entender las diferencias culturales en Occidente y Afganistán. "Estamos continuamente adaptando las medidas para proteger a nuestras fuerzas", ha insistido.

Los talibán afganos han anunciado este lunes que van a hacer todo lo posible para secuestrar o asesinar al príncipe Enrique, que llegó la semana pasada a Afganistán para impartir un curso de piloto de helicópteros de combate 'Apache' durante los próximos cuatro meses en el campamento Bastión, la principal base militar de la coalición internacional en la provincia afgana de Helmand, en el sur del país, donde servirá en las filas del Grupo de Aviación Conjunto (JAG, por sus siglas en inglés), cuya misión es proporcionar apoyo aéreo con helicópteros a las fuerzas afganas y de la OTAN.

El príncipe obtuvo en febrero de este año el certificado para ejercer de copiloto artillero y fue destinado a la Brigada de Asalto Aéreo 16 para ganar experiencia de vuelo. El Ministerio de Defensa británico ha precisado que ha sido entrenado para operar los visores, sensores y sistemas de armas del aparato.

Se trata del segundo servicio en combate del príncipe, que ya permaneció diez semanas en la provincia de Helmand entre 2007 y 2008, hasta que se vio obligado a abandonar después de que la prensa se enterara de su presencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies