La OTAN dice que la lucha antiterrorista "no acabará" cuando se termine con Estado Islámico

El general Petr Pavel, en una imagen de archivo en Madrid
ESTADO MAYOR DE LA DEFENSA
Actualizado 26/06/2017 12:01:56 CET

BRUSELAS, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Comité Militar de la OTAN, el general checo Petr Pavel, ha considerado que en los últimos tiempos se ha tendido a limitar el fenómeno del terrorismo a "Estado Islámico y elementos físicos" del grupo terrorista y ha avisado de que "la lucha contra el terrorismo no comenzó con Estado Islámico y no acabará con Estado Islámico".

"La OTAN sólo puede contribuir con una serie de medidas. La lucha antiterrorista es un esfuerzo mucho más amplio, mucho más a largo plazo", ha avisado la máxima autoridad militar de la Alianza Atlántica durante un acto organizado por Politico en Bruselas.

"Es la ideología, las causas en la raíz que hay que atajar. Aquí tenemos que trabajar todos juntos en un frente mucho más amplio", ha explicado, insistiendo en que la lucha antiterrorista no se puede reducir a eliminar los milicianos.

Así, Pavel, que no ha querido aclarar si espera que haya un aumento en la ola de atentados, ha insistido en que la OTAN debe trabajar con países socios, junto con otras organizaciones como la UE, la ONU y organizaciones regionales con medidas militares, pero también con medidas políticas, socioeconómicas y en el ámbito educativo y cultural u otros "eventualmente contribuirán a atajar el terrorismo como un fenómeno".

El presidente del Comité Militar de la OTAN ha recordado que la Alianza Atlántica lleva participando en la lucha antiterrorista de forma directa desde 2001 en Afganistán y contribuyendo a ayudar a consolidar las capacidades de países socios, también entrenando las fuerzas iraquíes. "Compartimos Inteligencia y mejores prácticas con un número de naciones afectadas por el terrorismo", ha explicado.

"No puedo decir que (la ayuda para) el desarrollo no contribuye a combatir el terrorismo pero creo que esto tendrá que ser visto en un marco mucho mayor", ha dicho, al ser preguntado por la propuesta del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, de incluir la ayuda al desarrollo en el objetivo del gasto en defensa.

Eso sí, ha dejado claro que el objetivo acordado en la cumbre de Varsovia de la OTAN en julio de 2014 de elevar al 2 por ciento el gasto en defensa en el plazo de una década "se relaciona con defensa" pero ha admitido la necesidad de que haya "más coordinación, más alineamiento" entre todas las medidas. "Sólo entonces, podremos atajar las causas en la raíz con éxito", ha dicho. "Obviamente no hay seguridad sin desarrollo y viceversa", ha añadido.

Al ser preguntado por el proyecto de la defensa europea en la UE y el Brexit, Pavel ha asegurado que no hay "ningún impacto negativo para la OTAN por el Brexit" y ha insistido en que la defensa colectiva en Europa "claramente es tarea para la OTAN", mientras que la acción de la UE "sobre todo" se centrará en la "gestión de crisis y proyectar estabilidad", contribuyendo también a consolidar las capacidades de socios.

Respecto a la cuestión de si hay que armonizar los planes de defensa de los diferentes países y si la soberanía nacional en defensa seguirá siendo un problema para avanzar en el desarrollo común de capacidades, ha asegurado que tanto en la Alianza como en la UE están haciendo "muchos esfuerzos" para desarrollar nuevas capacidades, que siempre habrá un "interés nacional de proteger las industrias nacionales" y la mejor vía no es obligar sino la cooperación voluntaria.

"En lugar de crear un marco que sería prescriptivo para las naciones, es mejor permitir el desarrollo natural a través de clúster. Estos clúster pueden llevar al mejor desarrollo de capacidades compartidas", ha explicado.

Respecto a las ciberamenazas, Pavel ha admitido que es "una gran preocupación tanto para el entorno civil como militar" y que la OTAN trabaja para proteger no sólo sus propias redes sino también la de sus miembros y países socios.

"Tenemos equipos de respuesta listos para asistir en una situación donde un país se ven afectado", ha recordado, así como más de 200 expertos disponibles para asistir en el desarrollo de planes y programas nacionales, una plataforma para compartir análisis sobre malware y cómo responder a un ciberataque y además la OTAN también coopera con las compañías informáticas para "mejorar la ciberdefensa" y la UE.

Respecto a la reforma de la estructura de mando de la OTAN y el despliegue de las fuerzas rápidas de la OTAN en caso de necesidad, Pavel ha asegurado que los aliados ya han logrado recortar la burocracia para poder trasladar equipos y fuerzas militares en Europa "en un par de días" y que tanto la punta de lanza de hasta 5.000 militares capaz de desplegarse en entre 5 y 7 días como la Fuerza de Respuesta Rápida de la OTAN en la que está integrada ya pueden desplegarse "eficazmente" en caso de necesidad.

El presidente del Comité Militar de la OTAN ha explicado que presentarán "opciones" sobre la reforma de la estructura de mando "antes de finales de este año", que discutirán los ministros de Defensa aliados en su reunión de febrero de 2018 y ha precisado que el objetivo es que ésta pueda responder también a "los nuevos desafíos, especialmente en ciber e híbridos de forma mucho mejor que antes". "Es un área muy sensible para los países por la huella geográfica", ha admitido.

Pavel ha rechazado valora el empujón durante la cumbre de la OTAN que le propinó el presidente estadounidense, Donald Trump, al primer ministro montenegrino y si cree que este incidente se puede volver a repetir con otro líder. "No creo que puedo comentar sobre esto", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies