Rasmussen y los 28 embajadores de la OTAN prepararán este martes en Washington la cumbre de Chicago

 

Rasmussen y los 28 embajadores de la OTAN prepararán este martes en Washington la cumbre de Chicago

Actualizado 24/02/2012 20:05:33 CET

BRUSELAS, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y los embajadores de los Veintiocho ante la Alianza Atlántica se desplazarán a Washington para participar el próximo martes, 28 de febrero, en un seminario organizado por el comandante supremo aliado responsable de la transformación de la OTAN, general francés Stéphan Abril.

El seminario permitirá a los aliados discutir los distintos proyectos de colaboración multinacional necesarios para garantizar que la OTAN y los propios países individuales mantienen en el futuro las capacidades críticas para su seguridad como contribución a las preparaciones de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que acogerá Chicago en mayo.

Al día siguiente, los Veintiocho aliados celebrarán una reunión en la sede del Departamento de Estado del Consejo Atlántico Norte, máximo órgano de decisión de la Alianza Atlántica, ha informado la OTAN en un comunicado.

Rasmussen aprovechará la visita a Washington para entrevistarse entre otros con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y su homólogo de Defensa, León Panetta, con el objetivo de contribuir a las preparaciones de la cumbre, según han avanzado fuentes aliadas.

La cumbre de Chicago estará dominada fundamentalmente por dos cuestiones: la siguiente fase de la transición en Afganistán y el apoyo a largo plazo que el país asiático seguirá necesitando más allá de finales de 2014 cuando se espera que se complete el repliegue de las tropas internacionales y los proyectos de colaboración multinacionales para desarrollar nuevas capacidades de defensa críticas y mantener las existentes, especialmente necesarios en un contexto de crisis económica y recortes generalizados en los presupuestos de Defensa dentro del concepto de Defensa Inteligente acuñado por el danés.

La operación en Libia puso de relieve la falta de capacidades críticas por parte de algunos países aliados europeos, incluidas capacidades de reconocimiento, vigilancia e inteligencia, de reabastecimiento en vuelo o munición inteligente.

PROYECTOS PARA SUPLIR CAPACIDADES

Rasmussen espera que los aliados puedan anunciar en la cumbre de Chicago algunos proyectos concretos en los que se comprometerán a colaborar de forma conjunta, incluido el sistema de vigilancia terrestre de la OTAN (AGS) que contará con cinco aviones no tripulados o el sistema de defensa antimisiles, cuya capacidad inicial esperan declarar los aliados en la cumbre.

Se espera que los aliados acepten nuevos compromisos de colaboración conjunta, por ejemplo para reforzar los ejercicios de la Fuerza de Respuesta Rápida de la OTAN o intensificar la colaboración entre las fuerzas especiales de los países aliados y avanzar sobre todo en la interoperabilidad entre sus fuerzas, según han avanzado fuentes aliadas.

ESTRUCTURA DE MANDO

Al margen de la importancia de mantener las capacidades de defensa necesarias para atender las amenazas del siglo XXI, los aliados también dieron el año pasado un paso importante para transformar la estructura de mando de la Alianza para garantizar que es más ágil para actuar e intervenir en el futuro.

La reforma de la Alianza Atlántica se traduce en la reducción de once a siete de los cuarteles generales de la estructura de mando militar de la OTAN y de 14 a tres las agencias de la OTAN, aunque una cuarta permanecerá abierta de manera temporal hasta 2014.

España perdió en el marco de la reforma el Cuartel General terrestre de Retamares a cambio de acoger en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz uno de los dos Centros Combinados de Operaciones Aéreas (CAOC), concretamente el que está ahora ubicado en Poggio Renático (Italia) desde el que se dirigió la operación en Libia. El otro CAOC seguirá ubicado como hasta ahora en la localidad alemana de Uedem.

La OTAN también cerrará el otro cuartel terrestre de la estructura de mando, actualmente ubicado en la localidad alemana de Heidelberg y se abrirá un nuevo cuartel terrestre "diferente y mucho más moderno" en la localidad de Esmirna (Izmir), en Turquía. El otro país que pierde su cuartel general es Portugal, cuyo cuartel general conjunto ubicado en Lisboa se cierra y pasará a albergar la Fuerza de Ataque Marítima de la OTAN, una unidad de alto valor tecnológico y desplegable, según fuentes aliadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies