La OTAN y Rusia mantienen "diferencias fundamentales" sobre cómo resolver la crisis en Ucrania

Publicado 02/06/2014 16:32:01CET

BRUSELAS, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La OTAN y Rusia han constatado que mantienen "diferencias fundamentales" sobre el origen de la crisis en Ucrania y cómo resolverla en la reunión que han mantenido ambas partes a nivel de embajadores este lunes, la segunda cita que mantienen desde el inicio de la crisis y que se ha producido a petición de Rusia, según la portavoz de la Alianza Atlántica, Oana Lungescu.

"El secretario general (de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen) ha concluido que está claro que hay puntos de vista diferentes fundamentales sobre esta crisis, sobre sus orígenes, sobre lo que está ocurriendo ahora y sobre cómo debe resolverse", ha explicado la portavoz aliada, que ha asegurado que el intercambio entre las partes fue "muy franco".

"Está muy claro que las visiones sobre la crisis en Ucrania siguen muy alejadas", ha recalcado la portavoz.

Los países de la OTAN han repetido a su interlocutor ruso que su posición "muy fuerte y clara" sobre "la anexión ilegal e ilegítima de Crimea" y "han dejado claro que no la reconocerán", al tiempo que "han elogiado las elecciones en Ucrania como un voto claro a favor de la unidad de Ucrania", ha explicado la portavoz.

"Han hecho un llamamiento a Rusia para que se implique constructivamente con el nuevo presidente electo y para respetar sus compromisos internacionales, parar el flujo de armas a lo largo de la frontera, cesar de apoyar a los separatistas armados en Ucrania y retirar sus tropas de la frontera ucraniana de forma completa y verificable", ha apostillado.

El embajador ruso ante la OTAN, Alexander Grushko, ha acusado a los aliados de alentar el uso de la fuerza por parte del Gobierno de Kiev en el este del país y obstaculizar los esfuerzos para encontrar una solución pacífica a la crisis", según ha informado la agencia rusa RIA Novosti.

También ha criticado la actividad sin precedentes de la OTAN cerca de la frontera con Rusia, algo que aumenta la tensión y podría socavar los acuerdos de seguridad existentes.

La OTAN ha exigido la retirada "completa" de los hasta 40.000 militares que llegó a desplegar cerca de la frontera con Ucrania. El secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, confirmó la semana pasada que Rusia ha retirado o está en proceso de retirar "dos tercios" del total.

Rusia ha prometido retirar sus tropas de la frontera con Ucrania y ha reclamado que el Gobierno de Ucrania dialogue con las regiones del sureste del país para poner fin a la crisis y ponga fin a las operaciones antiterroristas en el este contra grupos separatistas prorrusos, que Occidente acusa a Moscú de alentar.

Estados Unidos ha mostrado preocupación días atrás por las informaciones que apuntan a la llegada de milicianos, incluidos chechenos, a Ucrania a través de la frontera rusa.

La portavoz ha asegurado que "todo el mundo ha escuchado la posición de la otra parte" y han mantenido "un intercambio muy franco" durante "varias horas". "Todo el mundo alrededor de la mesa ha saludado el hecho de que ha podido intercambiar puntos de vista como parte del debate en el Consejo OTAN-Rusia", ha apostillado.

El secretario general de la OTAN ha concluido que "todos" deben "trabajar para una solución que respete el Derecho internacional, incluido la integridad territorial y soberanía de Ucrania y contribuya a la paz y seguridad euroatlántica".

La portavoz ha apostillado además que compete a los Veintiocho aliados y Rusia decidir si "hay necesidad" para una nueva reunión entre ellos.

La OTAN ha suspendido toda cooperación con Rusia a raíz de la crisis en Ucrania tras la anexión de Crimea aunque ha mantenido el canal diplomático abierto para abordar la crisis, al tiempo que han reforzado su cooperación con Ucrania.

Además, los aliados han reforzado los despliegues militares por mar y aire y han enviado más soldados para realizar ejercicios en Polonia, los Estados bálticos y Rumanía para dar más garantías de seguridad a los aliados del este de Europa que más temen el impacto de la crisis en Ucrania, un paso criticado por Moscú.

CONDICIONES PARA RETOMAR COOPERACIÓN

La portavoz aliada ha dejado claro que "las condiciones" para retomar la cooperación práctica con Rusia implican que Rusia "rebaje la crisis, deje de desestabilizar Ucrania y garantice la retirada plena y verificable de todas sus tropas de la frontera ucraniana".

"Rusia necesita volver a cumplir sus compromisos internacionales, pero competerá a los ministros revisar el alcance de la cooperación en el Consejo OTAN-Rusia y esto tendrá lugar en la próxima reunión de ministros de Exteriores más adelante este mes", ha explicado Lungescu.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies