Oxfam pone en marcha '¡Basta!', su nueva campaña contra la violencia de género

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Oxfam pone en marcha '¡Basta!', su nueva campaña contra la violencia de género

Niñas en Ojo de Agua Escondido, Chiquimula (Guatemala)
EUROPA PRESS
Actualizado 25/11/2016 8:53:48 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres es de vital importancia para acabar con la violencia de género en el mundo, según ha alertado, en el marco de su campaña '¡Basta!' la ONG Oxfam Intermón, que ha denunciado que en España las políticas de igualdad han sufrido un recorte del 43 por ciento.

La organización, que ha denunciado que más de 700 millones de niñas se han visto obligadas a contraer matrimonio en todo el mundo, ha señalado que la violencia contra las mujeres y las niñas es una lacra global que afecta principalmente a aquellas que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza.

"La violencia devasta continuamente la vida de millones de mujeres y niñas en todo el mundo. Las mantiene sumidas en la pobreza y está arraigada en todas partes", ha aseverado la directora de Oxfam, Winnie Byanyima.

"La violencia contra las mujeres tiene todo tipo de forma, desde el matrimonio infantil y la mutilación genital femenina hasta el asesinato. Sin embargo, se trata de un círculo vicioso que podemos romper. Ha llegado el momento de decir ¡basta!", ha urgido.

Para acabar con esta vulneración de los derechos de las mujeres, la ONG ha puesto en marcha su nueva campaña en países como Marruecos, Indonesia, India, Pakistán y Guatemala, entre otros, con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El proyecto de Oxfam, que ha denunciado que al menos 200 millones de niñas han sufrido la mutilación genital, tiene la intención de movilizar a la ciudadanía y a la comunidad internacional para analizar los niveles de discriminación que fomentan el abuso contra las mujeres.

Según varios estudios, la violencia contra las mujeres aumenta dependiendo de factores interraciales, socioeconómicos y sexuales, principalmente. "En Marruecos este tipo de violencia adopta muchas formas diferentes: física, psicológica, económica y legal. Especialmente en el contexto de divorcio", ha señalado Saida.

"Mi marido me obligó a divorciarme porque no acepté que tomara una segunda esposa. Mi hija y yo tuvimos que abandonar nuestra casa, que pertenecía oficialmente a mi marido. A pesar de la legislación, la mentalidad de la gente cambia muy despacio. Ni los abogados ni el juez me ayudaron", ha explicado.

"Las niñas nos enfrentamos a numerosas dificultades durante todas las etapas de nuestra vida. No se nos permite recibir una educación como a los niños", ha indicado Komal, una estudiante de 12 años de la localidad de Hamirpur, en la región india de Uttar Pradesh, donde un 40 por ciento de las mujeres son analfabetas, según datos del Gobierno indio.

En Indonesia, el matrimonio infantil y la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar son prácticas aceptadas y comunes, según ha alertado Oxfam, que ha indicado que una de cada tres niñas sufrirá algún tipo de violencia a lo largo de su vida.

"Las organizaciones y movimientos de defensa de los derechos de las mujeres llevan mucho tiempo cuestionando la aceptación de la violencia contra mujeres y niñas, pero se trata de algo tan enraizado en la sociedad que es necesario que todos actuemos", ha aseverado Byanyima.

"Oxfam está comprometida para erradicar esta lacra global, algo que supondría un beneficio para todas las personas. Los derechos de las mujeres son Derechos Humanos", ha añadido la directora de Oxfam, que también es miembro del Panel de Alto Nivel sobre Empoderamiento Económico de las Mujeres de Naciones Unidas.

"También los hombres deben decir que la violencia contra las mujeres y las niñas no es aceptable, tanto en las instituciones como en el resto del país", ha afirmado Nalishebo Kashina, una estudiante universitaria de 20 años de Zambia, donde el 17 por ciento de las mujeres sufre violencia sexual.

El objetivo de Oxfam es cuestionar y eliminar la idea de que los hombres son superiores a las mujeres. Para lograrlo, la organización proporcionará apoyo a las comunidades para que identifiquen los comportamientos violentos y sus causas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies