El padre del sargento liberado por los talibán afirma que su proceso de recuperación será lento

Publicado 02/06/2014 2:04:19CET

WASHINGTON, 2 Jun. (Reuters/EP) -

El padre del sargento estadounidense Bowe Bergdahl, retenido por los talibán afganos desde 2009 y liberado este fin de semana a cambio de cinco presos que se encontraban encarcelados en Guantánamo, ha afirmado este domingo que su proceso de recuperación será lento.

Los padres de Bergdahl han afirmado que aún no han hablado con su hijo desde su liberación y han asegurado que están impacientes por su regreso. Su padre, Bob Bergdahl, ha sostenido que para su hijo "va a ser difícil regresar", ya que "ha estado fuera mucho tiempo".

"Es como cuando un buzo hace una inmersión a mucha profundidad y tiene que pasar una fase de recompresión para que las burbujas de nitrógeno salgan de su organismo. Si sube a la superficie muy rápido podría morir", ha ejemplificado.

Por su parte, Jani Berghdal, madre del sargento, ha dicho que "hay mucha gente ayudando en todos los aspectos para que se recupere". "Hay que confiar en ellos y que se dé el tiempo que necesite para recuperarse. No hay prisa", ha añadido.

La noticia de su liberación ha conmocionado a su pueblo de origen, que ha celebrado la noticia colgando cintas amarillas y pancartas en las que se lee 'Bowe es libre por fin'. Además, los coches suenan sus bocinas cada vez que pasan por su casa, frente a la que se han congregado numerosos residentes.

Se cree que Bergdahl estaba en manos de la Red Haqqani, una facción radical de los talibán desde que en junio de 2009 fue apresado cuando salió a pasear fuera de su base.

El secretario de Defensa de EEUU, Chuck Hagel, describió la operación como "un intercambio de prisioneros de guerra". "Nuestro objetivo era la liberación del sargento Bergdahl y, quizás, tender un puente para nuevas negociaciones".

Los talibán cesaron toda comunicación con la diplomacia estadounidense en 2012 pero el secretario Hagel indicó que durante los dos últimos años ha intentado "probar distintas formas para liberar al sargento, no ha sido cosa de un día".

El acuerdo para la liberación del sargento estadounidense se llevaba gestando desde el anuncio de la retirada de tropas realizado por el presidente Barack Obama, y el procedimiento de intercambio se llevó a cabo sin hostilidades.

Por su parte, el líder de los talibán, el mulá Mohammad Omar, ha destacado la "gran victoria" que supone el acuerdo de intercambio. "Traslado mis sentidas felicitaciones a toda la nación afgana musulmana", ha destacado Omar en una grabación recogida por la cadena británica BBC. Las grabaciones de Omar son poco frecuentes y sus apariciones públicas son nulas desde la invasión estadounidense de 2001.

Los propios talibán han asegurado que los cinco liberados no volverán a luchar y han advertido de que este intercambio no debe entenderse como un gesto de buena voluntad ni como un avance hacia unas negociaciones de paz con el Gobierno afgano.

Los cinco fueron encerrados en Guantánamo en 2002, cuando se inauguró el centro de detención de la base estadounidense y están considerados presos de "alto riesgo", según documentos del Departamento de Estado filtrados por WikiLeaks. Dos de ellos están implicados en la muerte de miles de chiíes en Afganistán antes de la invasión estadounidense de 2001.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies