Los países europeos piden a la AIEA que lleve a Irán ante el Consejo de Seguridad de la ONU

 

Los países europeos piden a la AIEA que lleve a Irán ante el Consejo de Seguridad de la ONU

Actualizado 01/02/2006 16:13:41 CET

VIENA/TEHERÁN, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los países europeos han pedido formalmente al director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Mohamed ElBaradei (en la imagen), que lleve a Irán ante el Consejo de Seguridad, según el borrador de resolución que se ha preparado para la reunión de mañana de la Junta de Gobernadores de la AIEA y al que ha tenido acceso Associated Press.

El borrador "pide al director general que informe al Consejo de Seguridad" sobre los pasos que Irán tiene que tomar si quiere evitar los temores de que pueda hacerse con armamento nuclear. Este documento se está haciendo circular entre los 35 miembros de la Junta de Gobernadores para que estos lo puedan comentar hoy antes de que se someta mañana a su aprobación.

El principal negociador iraní, Alí Larijani, aseguró que su país sigue comprometido con el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) y que detendrá cualquier inspección intrusiva de la ONU de sus instalaciones nucleares si es llevado ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

"Estamos comprometidos con el TNP", declaró Larijani a la prensa, pese a los llamamientos de los diarios radicales a que Teherán abandone este acuerdo si la Agencia Internacional de la Energía Atómica decide mañana llevarle ante el Consejo de Seguridad.

En referencia a la reunión de mañana de la Junta de Gobernadores de la AIEA, Larijani añadió que "en el caso de que la cuestión sea remitida al Consejo de Seguridad, tendremos que detener la aplicación del Protocolo Adicional" del TNP, un procedimiento que permite a los inspectores de la AIEA llevar a cabo inspecciones por sorpresa de instalaciones nucleares.

"El resultado sería que Irán cooperaría con la AIEA a bajo nivel, lo que va en contra de nuestros deseos. Todas nuestras suspensiones de actividades nucleares serán levantadas", advirtió, lo que significa que Irán sería libre de reanudar el enriquecimiento de uranio.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, por su parte, acusó a los países occidentales de perjudicar con su postura "el crédito" de los organismos internacionales, y prometió que Irán resistirá a las presiones occidentales.

Ahmadineyad, que se encuentra en Bushehr, donde se está construyendo la primera central nuclear eléctrica iraní, afirmó que "la retórica de los europeos y de los occidentales es medieval" ya que, dijo, "viven en los sueños de sus 200 años de colonialismo".

Por ello, añadió, "las medidas que tomen con respecto al expediente nuclear de Irán no tendrán influencia ninguna en las decisiones de nuestra nación". En este sentido, en declaraciones que recoge la agencia oficial IRNA, considero que "los europeos y los occidentales se privan a sí mismos de mantener negociaciones con nosotros y se están aislando en el mundo".

"Con su forma de proceder --agregó-- dañan también el crédito de las instituciones internacionales y ello nos causa pesar". Según Ahmadineyad, Irán pone todo su "empeño en tener unas relaciones políticas equilibradas, pero cuando ellos insisten y hacen hincapié en sus vanas acciones, nosotros, nada podemos hacer".

En este sentido, subrayó que "el pueblo iraní decide según su voluntad y su disposición, y de ahora en adelante seguirá recorriendo el camino del progreso", considerando que "los enemigos" de Irán intentan evitar que el país acceda a la ciencia y la tecnología.

"Aquellos cuyos arsenales están llenos de bombas atómicas y bacteriológicas, hoy van y se resisten a que realicemos investigaciones científicas así como al avance industrial de nuestro país, y se creen que el pueblo iraní va a estar supeditado a sus opiniones", denunció, al tiempo que insistió en que la energía nuclear es "un derecho obvio" de los iraníes y prometiendo que Teherán resistirá "hasta hacer valer completamente este derecho".

"Nuestro país no puede pasar por alto sus derechos ante la prepotencia de varios países soberbios que se tienen a sí mismos como el equivalente de todo el mundo. El pueblo iraní grita que 'la energía nuclear es nuestro derecho'", añadió, anunciando que la central nuclear de Bushehr estará concluida este año como estaba previsto.

Por su parte, el ministro de Defensa iraní, Mustafá Mohamed Najjar, aseguró hoy que Irán dará una "respuesta aplastante" a cualquier nación que ataque sus instalaciones nucleares, subrayando que la fuerza aérea iraní puede hacer frente a cualquier agresión.

"Cualquier ataque contra las instalaciones nucleares pacíficas de Irán se encontrará con una respuesta rápida y aplastante de las fuerzas armadas", declaró Najjar. La prioridad en materia de defensa de Irán, según el ministro, es "fortalecer el poder operativo de las fuerzas aéreas contra cualquier posible amenaza".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies