Los países de la UE piden celeridad para negociar la salida de Reino Unido y reducir incertidumbres

Publicado 24/06/2016 16:04:35CET

República Checa, Polonia, Eslovaquia, Dinamarca y Suecia descartan referéndum similares en sus países

BRUSELAS, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Varios países de la Unión Europea ha pedido celeridad para comenzar a negociar la salida de Reino Unido del bloque tras el referéndum en el que se ha impuesto el 'Brexit', para reducir las incertidumbres, después de que el primer ministro británico, David Cameron, ha anunciado que no negociará la salida del país de la UE y no habrá nuevo 'premier' hasta octubre.

"No hay tiempo que perder, todo periodo de incertidumbre sería perjudicial", ha defendido el ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, en declaraciones a la prensa en una reunión del Consejo de Asuntos Generales de la UE en Luxemburgo, en la que los Veintiocho fijarán la primera reacción al 'Brexit'.

El jefe de la diplomacia gala dicho que la salida de Reino Unido de la Unión "no es el caos" porque "el Tratado Europeo prevé en su artículo 50 las condiciones de la salida", pero "hay urgencia" en arrancar el proceso "para la cohesión y también la estabilidad, tanto de Europa como de Reino Unido" y compete al Gobierno británico activar "la puesta en marcha de este artículo".

"Es verdad que estamos tristes, pero es la decisión del pueblo británico. Teneos que respetarla", ha zanjado Ayrault, que ha defendido la necesidad de "preservar la unidad de Europa" y ser "más atentos todavía a las aspiraciones de los pueblos de toda Europa". "Hay mucho trabajo que hacer", ha lanzado.

El ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, ha dicho que hoy "un día amargo para Europa" y que esperaban hasta el final que los británicos decidieran quedarse en la UE pero ha apelado a la unidad de Europa y "no caer ni en la histeria ni en un estado de shock".

"Tenemos la fortaleza para superar esta crisis juntos y espero que hoy en el Consejo General haya una señal común sobre el futuro. Una señal clara de que estamos perdiendo un Estados miembro, pero que estamos trabajando para hacer una Europa fuerte", ha defendido, insistiendo en la necesidad de dar "soluciones europeas comunes" para los ciudadanos a problemas como el desempleo o la crisis de refugiados.

El ministro de Exteriores checo, Lubomír Zaoralek, ha considerado que Cameron debería invocar "en dos semanas o así" el artículo 50 del Tratado para iniciar el proceso de negociación de la salida y ha lamentado que "se prolongue esta situación durante meses". "Estoy convencido de que tenemos que darnos prisa. Tenemos que resolver esta cuestión en un periodo de tiempo corto", ha defendido.

El jefe de la diplomacia checa, cuyo país es otro de los más críticos con la UE, ha descartado un referéndum similar al de Reino Unido en República Checa. "Para nosotros Europa es nuestro medio de vida porque somos un país orientado a la exportación", ha defendido, aunque ha pedido "reflexionar sobre lo que ha ocurrido en Reino Unido" porque "es el resultado de la alienación de algunas personas de Europa", que debe "responder a las necesidades reales de la gente" como la inmigración, la situación económica y el paro juvenil. "No se trata de una Unión cada vez más próxima. No estoy de acuerdo con esto", ha recalcado, insistiendo en la necesidad de "cambiar" la UE para que no haya "desarrollos similares" en otros países.

"No espero que tengamos un problema político enorme con un escenario de salida. De modo que no hay razón para esperar (a negociar). No tenemos tiempo que perder para ser honestos", ha considerado el secretario de Estado polaco para Asuntos Europeos, Konrad Szymanski, que ha incidido en que "no hay necesidad" de esperar a concluir las negociaciones de su salida para negociar un nuevo acuerdo y ha defendido mantener una relación económica y posible "lo más cerca posible" con Reino Unido.

El secretario de Estado polaco también ha rechazado la posibilidad de que Polonia salga de la UE. "Para nada. No tenemos ningún motivo para pensar en abandonar la UE", ha zanjado, si bien ha pedido comenzar a reflexionar en una reforma de la UE "a medio plazo" para "evitar" que "otros país o dos en los próximos 5 o 6 años" siga el mismo camino. "Tenemos que evitar esta situación. Una Unión más pequeña no es la respuesta correcta a los desafíos que tenemos", ha incidido. "Polonia será parte de la solución. No parte del problema", ha agregado, admitiendo que avanzar en una mayor integración en Europa es "un poco más complicado" tras el 'Brexit'.

También el ministro de Exteriores eslovaco, Miroslav Lajcak, ha rechazado un referéndum en Eslovaquia. "No lo creo. Creemos en el proyecto europeo. Nuestra adhesión en la UE ha cambado a mejor mi país", ha dicho, si bien ha dejado claro que el resultado en Reino Unido "es una voz de alarma para la Unión Europea". "Tenemos que hacerlo más atractivo par a nuestros ciudadanos", ha dicho.

Suecia y Dinamarca también han dejado claro que seguirán siendo miembros de la UE. "Dinamarca es miembro de la UE y seguiremos siendo un miembro de la UE", ha asegurado el ministro de Exteriores danés, Kristian Jensen, quien también ha apremiado a acelerar las discusiones y no esperar a octubre. "Los políticos en Reino Unido que han votado por abandonar necesitan asumir las responsabilidades", ha lanzado.

"No hay posibilidad ahora en Suecia de ir en la misma dirección que Reino Unido. No pedimos referéndum ni cambios de Tratados", ha agregado la ministra de Asuntos Europeos sueca, Ann Linde. "No tengo miedo a un efecto dominó", ha dicho, aunque sí ha alertado de la posibilidad de que fuerzas xenófobas, nacionalistas y proteccionistas saquen un beneficio "positivo" del resultado del Brexit.

El ministro de Asuntos Europeos irlandés, Dara Murphy, ha admitido decepción por el resultado y considerado "bastante razonable" que ambas partes se den "un periodo de tiempo" para comenzar a negociar. "La relación fuerte que tenemos con Reino Unido continuará", ha asegurado, al tiempo que ha rechazado valorar la posibilidad de un referéndum para la unificación de Irlanda. "Los acuerdos de Viernes Santo dan una base muy sólida para un Ejecutivo que comparte el poder en Irlanda del Norte, que está funcionando bien y creemos que seguirá funcionando bien", ha recalcado.

El ministro de Estado para Asuntos Europeos británico, David Lidington, ha dicho que el resultado del referéndum "claramente es una enorme decepción" pero ha sido "un enorme ejercicio de democracia" y hay que "respetar" la decisión del pueblo británico, al tiempo que ha incidido en la necesidad de negociar "una nueva relación" con la UE.

"Cuando haya un nuevo primer ministro, más adelante este año, este trabajo podrá comenzar rápidamente. Queremos llevar a cabo estas negociaciones con espíritu de buena fe y apertura con nuestros amigos y aliados en el resto de Europa", ha agregado, dejando claro que el Brexit "es una decisión de los votantes de Reino Unido". "La posición en otros países en un asunto para ellos", ha zanjado, preguntado si teme efecto dominó.

El ministro de Exteriores holandés, Bert Koenders, cuyo país ejerce la presidencia de la UE hasta final de mes, ha dicho que le compete a Reino Unido notificar "este proceso de negociación tras esta decisión histórica" y ha confiado que sea "lo antes posible", al tiempo que ha admitido dos visiones para responder: "los que quieren disolver Europa" y los que piden "más Bruselas, una mayor integración".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies