Pakistán afirma que la reunión entre Trump y Modi fue "una oportunidad perdida"

Trump y Modi durante una rueda de prensa conjunta en la Casa Blanca
REUTERS / KEVIN LAMARQUE
Publicado 29/06/2017 7:50:58CET

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Pakistán ha afirmado este miércoles que la reunión mantenida el martes por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de India, Narendra Modi, fue "una oportunidad perdida".

El Ministerio de Exteriores paquistaní ha resaltado que el comunicado conjunto publicado tras el encuentro es "particularmente de poca ayuda para lograr el objetivo de la estabilidad estratégica y la paz duradera en la región del sur de Asia".

"Al no hacer frente a las fuentes clave de tensión e inestabilidad en la región, el comunicado agrava una situación ya tensa", ha indicado, lamentando que en la reunión "no se indujera a India a alterar sus políticas perjudiciales para la paz en la región".

Así, ha reiterado sus denuncias por las "persistentes y graves violaciones de los Derechos Humanos en Cachemira" y "la persecución respaldada por el Estado contra las minorías religiosas en India".

"Pakistán cree firmemente en la legitimidad de la causa en Cachemira y apoya la lucha pacífica del pueblo cachemirí por su derecho a la autodeterminación, un derecho que le fue prometido por la comunidad internacional a través de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", ha manifestado.

En este sentido, ha resaltado que "cualquier intento de equiparar la lucha pacífica interna en Cachemira con el terrorismo, y de designar a individuos que apoyan el derecho a la autodeterminación como terroristas, es inaceptable".

"Igualmente inaceptable es ignorar voluntariamente las atrocidades que están siendo cometidas por las fuerzas de seguridad indias contra civiles cachemiríes. Esto mina los ideales y principios de la Carta de la ONU y pone en peligro la paz y la seguridad en la región", ha recalcado.

Por ello, el Ministerio de Exteriores paquistaní se ha mostrado dispuesto a resolver "todas las disputas existentes con India, especialmente la de Cachemira, a través de medios pacíficos y de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que subrayan la importancia de tratar las aspiraciones del pueblo cachemirí". "Este es un compromiso que India debe hacer público", ha añadido.

Islamabad ha resaltado además que el país "ha sido la principal víctima del terrorismo en la región", afirmando que "las contribuciones y sacrificios de Pakistán en la lucha contra el terrorismo no tienen igual".

"Ningún país ha sacrificado tanto como Pakistán, no sólo en recursos, sino también en vidas. A través de operaciones de seguridad incansables hemos logrado importantes éxitos en la eliminación de terroristas y sus redes en nuestro territorio, sin discriminación", ha asegurado.

Sin embargo, ha lamentado que "los que parecen querer apropiarse del liderazgo en la lucha contra el terrorismo son responsables de mucho del terrorismo desencadenado en los últimos años en Pakistán".

"India ha apoyado a Tehrik-i-Taliban Pakistan --TTP, grupo conocido como los talibán paquistaníes-- como un agente contra Pakistán a través de la frontera. La culpabilidad de India en crear esta fuerza de inseguridad regional no puede ser ignorada", ha dicho.

Por último, ha expresado su "profunda preocupación" por la venta de "tecnologías militares avanzadas a India", resaltando que las mismas "acentúan los desequilibrios militares en la región y minan la estabilidad estratégica en el sur de Asia".

EL COMUNICADO DE TRUMP Y MODI

En su comunicado, Trump y Modi reclamaron a las autoridades de Pakistán que garantice que su territorio no sea usado para cometer atentados en otros países.

Asimismo, pidieron a Islamabad que "lleve rápidamente ante la justicia a los responsables de los atentados en Bombay, Pathankot y otros atraques terroristas transfronterizos cometidos por grupos asentados en Pakistán".

Así, recalcaron que "el terrorismo es una lacra mundial que debe ser combatida, y los santuarios terroristas arrancados en todas las partes del mundo", prometiendo trabajar juntos "contra este grave desafío para la Humanidad".

En este sentido, anunciaron "un aumento de la cooperación para evitar el viaje de terroristas y para afectar los esfuerzos de reclutamiento a través del incremento del intercambio de información de Inteligencia".

Además, han reiterado la importancia de "respetar la libertad de navegación, sobrevuelo y comercio en toda la región", pidiendo a todos los países de la misma "que resuelvan sus disputas marítimas y territoriales de forma pacífica". India y Pakistán mantienen también una disputa sobre la definición de su frontera marítima.

El comunicado fue publicado horas después de que el Departamento de Estado estadounidense incluyera en su lista de terroristas al líder del grupo separatista cachemirí Hizb-ul-Muyahidin, Mohamad Yusuf Shah, alias 'Syed Salahudín'.

En su nota, el departamento recordó que Yusuf Shah "prometió en septiembre de 2016 bloquear cualquier solución pacífica al conflicto en Cachemira" y "amenazó con entrenar a más cachemiríes para perpetrar atentados suicidas", afirmando que convertiría Cachemira "en un cementerio para las fuerzas indias".

Asimismo, señaló que Hizb-ul-Muyahidin ha reclamado la autoría de varios ataques bajo el mando de 'Syed Salahudín', entre ellos uno perpetrado en abril de 2014 que dejó 17 heridos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies