Continúan las explosiones y tiroteos en la Mezquita Roja de Islamabad y el número de muertos aumenta a 19

Actualizado 05/07/2007 21:46:05 CET

ISLAMABAD, 5 Jul. (EP/AP) -

Las explosiones y los tiroteos continuaban esta tarde en la Mezquita Roja de Islamabad, que sigue sitiada por las fuerzas de seguridad, mientras los seguidores del clérigo radical Maulana Abdul Aziz han desoído la petición del líder de que se rindan o huyan del lugar. El número de muertos ya ha aumentado a 19.

Los soldados, utilizando vehículos blindados y helicópteros, tenían rodeada la Mezquita, intentando abrir agujeros en los muros y poder acceder al interior para sacar a los seguidores de Aziz, en su mayoría estudiantes, que continúan resistiendo.

Según el clérigo, detenido ayer cuando trataba de huir disfrazado de mujer --ataviado con un burka--, unas 700 mujeres y 250 hombres permanecen dentro del templo y más de una decena están armadas con fusiles kalashnikov.

Uno de los fieles que se encontraba dentro de la Mezquita acusó a las tropas de lanzar numerosos morteros que ya han matado, dijo, a 27 alumnas. "Una gran parte de la Mezquita está dañada", explicó Abdul Qayyum a la agencia AP en una entrevista telefónica. "Aquí hay un caos total. Hay humo por todas partes y el fuego se ha extendido a la habitación donde habíamos dejado los cadáveres", añadió.

Sin embargo, el ministro del Interior, Aftab Khan Sherpao, insistió en que no ha habido ningún ataque con morteros y que se están utilizando los helicópteros y las explosiones en las inmediaciones para acabar con la defensa de la Mezquita e inducir a la rendición a los estudiantes. "Estamos usando la moderación, según las instrucciones del presidente (Pervez Musharraf) para que la gente se entregue voluntariamente", explicó.

Mientras tanto, Aziz compareció hoy ante un tribunal antiterrorista y ha quedado bajo custodia de la Policía durante siete días y bajo las acusaciones del secuestro de varios ciudadanos chinos y de policías paquistaníes que presuntamente fueron retenidos por los integristas.

Su hermano, Abul Rasheed Ghazi, lidera a los que aún resisten en el interior de la Mezquita y exige como condición para rendirse que el Gobierno no inicie acciones legales contra ellos, aunque el Ejecutivo ya informó de que únicamente las mujeres y los niños recibirían la amnistía, mientras que los hombres con delitos graves serían juzgados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies