Más de 450 detenidos y disturbios continuos en Quetta tras la muerte a manos del Ejército de un líder tribal

 

Más de 450 detenidos y disturbios continuos en Quetta tras la muerte a manos del Ejército de un líder tribal

Actualizado 27/08/2006 14:00:50 CET

QUETTA (PAKISTAN), 27 Ago. (EP/AP) -

La Policía de la ciudad paquistaní de Quetta, al oeste del país, detuvo hoy a más de 450 personas que desafiaron el toque de queda y provocaron disturbios en protesta por la muerte del líder más importante de la tribu baluch, el fugitivo Nawab Akbar Bugti, a manos del Ejército.

Por segundo día consecutivo, hoy se produjeron disturbios en varios lugares de la ciudad, capital de la provincia de Baluchistán. Multitudes enfurecidas salieron a quemar coches de Policía, tiendas y bancos, mientras la Policía trata de frenar los desórdenes, aunque la ciudad está sometida a un toque de queda de 24 horas.

Las fuerzas gubernamentales mataron a Bugti, de 79 años, y a al menos 24 de sus seguidores en un ataque contra su escondite, una cueva en el área montañosa de Kohlu, 220 kilómetros al este de Quetta. "Todas las fuerzas están en alerta", declaró el ministro de Información, Mohamed Ali Durrani, a la cadena Geo TV.

El yerno de Bugti, Shahid Bugti, que es senador en el Parlamento, pidió a las autoridades del cuerpo para que la familia puedo enterrarlo. "Le consideramos un mártir, llevó una vida llena de gracia y tuvo una muerte de gracia, mientras peleaba por los derechos de su pueblo", declaró.

Baluchistán es escenario de un conflicto de baja intensidad por las reclamaciones de la población local, que exige al Gobierno más participación y beneficios de los recursos naturales que se extraen de la provincia, incluidos petróleo, gas y carbón.

La operación en la que murió Bugti fue lanzada después de que un vehículo de las fuerzas de seguridad en Kohlu sufriera un ataque con una mina, en el que resultaron heridos cuatro efectivos.

Tras interceptar una llamada realizada desde un teléfono por satélite, las tropas atacaron la cueva en la que se escondía Bugti. Cinco soldados murieron también en el ataque. Según el ministro de Información, el líder baluch y sus seguidores murieron al derrumbarse el techo a causa de la ofensiva militar. Aún no se ha recuperado ningún cuerpo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies