Los milicianos en Swat muestran a 48 miembros de las fuerzas de seguridad que dicen que se rindieron

Actualizado 02/11/2007 23:56:41 CET

SWAT (PAKISTAN), 2 Nov. (EP/AP) -

Los milicianos islamistas mostraron a 48 detenidos a los que identificaron como miembros de las fuerzas de seguridad que se rindieron durante el sangriento enfrentamiento registrado en el distrito de Swat, en el noroeste de Pakistán.

Los milicianos partidarios del clérigo radical Maulana Fazlulá, con las caras enmascaradas y armados con fusiles de asalto AK-47, escoltaron a los periodistas hasta un edificio de dos plantas en la localidad de Charabagh para ver a los detenidos, que fueron descritos como miembros del Cuerpo de Fronteras y miembros de la Policía, si bien no vestían uniforme. Posteriormente fueron liberados.

Uno de los detenidos, Barkat Ullah, de 24 años, dijo que pertenecía al Cuerpo de Fronteras y que se había entregado durante los enfrentamientos de ayer en la zona de Khawaza Khela, en Swat. "Nos hemos rendido a estos muyahidines. No teníamos municiones, no teníamos otra opción", explicó, y añadió que habían dejado sus uniformes en sus puestos y que los vecinos de la zona les habían dado ropa.

Sin embargo, las autoridades paquistaníes niegan que ningún miembro de las fuerzas de seguridad se haya rendido. El Ejército informó de que entre 60 y 70 milicianos fallecieron en los enfrentamientos en Khawaza Khela ayer, cuando las fuerzas de seguridad respaldadas por helicópteros armados se enfrentaron con los rebeldes. En un mensaje difundido por radio esta mañana, Fazlulá aseguró que sólo ocho de sus hombres murieron.

Además de a la situación de violencia que se vive en Swat, el Ejército paquistaní debe enfrentarse a los milicianos pro-talibán que luchan en Waziristán Norte, una región tribal que linda con Afganistán en la que, según Estados Unidos, podría esta reagrupándose Al Qaeda.

Un misil, disparado al parecer por un avión espía, destruyó hoy una presunta guarida de la milicia en la localidad de Danday, causando la muerte a diez personas e hiriendo a otras once. Fuentes oficiales identificaron a las víctimas como talibán locales.