La Policía impone un toque de queda en Quetta por los disturbios desatados tras la muerte de un líder tribal

Actualizado 27/08/2006 8:35:10 CET

QUETTA (PAKISTAN), 27 Ago. (EP/AP) -

Las autoridades paquistaníes impusieron este domingo un toque de queda para la ciudad de Quetta tras los disturbios ocurridos esta noche por cientos de simpatizantes del líder rebelde que murió ayer a manos de las Fuerzas de Seguridad del Gobierno, según informaron hoy fuentes policiales.

El ministro de Información paquistaní, Mohamed Alí Durrani, confirmó ayer la muerte de Nawab Akbar Bugti --el líder más importante de la tribu Baluch-- en el operativo efectuado en el área de Kohlu, en la provincia de Baluchistán.

El asesinato de Bugti junto a otros 24 rebeldes desató una oleada de violencia en Quetta, capital de la provincia de Baluchistán, suroeste del país. Este domingo, más de 200 personas protestaron violando el toque de queda con la quema de neumáticos en las calles, señaló el jefe de Policía de Quetta, Suleman Syed.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies