Pakistán.- Un tribunal emite una orden de arresto contra la ex primera ministra Bhutto y su esposo por corrupción

Actualizado 03/06/2006 15:15:00 CET

ISLAMABAD, 3 Jun. (EP/AP) -

Un tribunal paquistaní emitió hoy una orden de arresto contra la ex primera ministra Benazir Bhutto y su esposo por emitir falsas declaraciones o recursos a la Comisión Electoral Nacional, según informó hoy su abogado.

Bhutto, que fue primera ministra de Pakistán durante la década de 1980 y 1990 ha vivido en el exilio en Emiratos Arabes Unidos desde 1999, cuando abandonó Pakistán para evitar el arresto por cargos por corrupción.

El Gobierno ha asegurado que Bhutto y su esposo ocultaron algunas de sus propiedades en el extranjero y cuentas bancarias a la Comisión Electoral tras presentarse a las elecciones de 1996. Según la ley paquistaní, los diputados están obligados a declarar sus bienes a la comisión y pueden ser eliminados de las listas electorales en caso de que se produzcan irregularidades en esta declaración.

Sin embargo, el abogado de Bhutto, Babar Awan indicó que las órdenes de arresto habían estado "políticamente motivadas" y tienen por objetivo eliminar a Bhutto que tiene previsto presentarse a los comicios de 2007 para derrocar al "dictatorial" Musharraf.

Asimismo indicó que las órdenes de arresto instan a Bhutto y Zardari a comparecer ante el tribunal de Islamabad el 2 de julio. Por el momento se desconoce si las autoridades paquistaníes pedirán ayuda a Emiratos Arabes Unidos para capturar a Bhutto, que viajará a Londres en Julio para mantener otra ronda de conversaciones con Sharif y los líderes de su partido.

Musharraf, que llegó al poder en un golpe de Estado en 1999 por el que derrocó al Gobierno de Sharif, ha asegurado que no permitirá a Bhutto y Zardari participar en las elecciones parlamentarias del próximo año.

Sharif se exilió en Arabia Saudí a finales de 2000 bajo la condición de no volver a Pakistán en 10 años, pero recientemente aseguró que volvería a casa "en el momento adecuado". Musharraf tiene previsto concurrir a las parlamentarias del próximo año pidiendo la reelección para los próximos cinco años.