La UE insta a Musharraf a que "deje su uniforme militar" y abandone la jefatura del Ejército

Actualizado 14/11/2007 18:11:21 CET

La CE estima que ahora no es el momento de retirar la ayuda comunitaria a Pakistán

ESTRASBURGO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La UE instó hoy al presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, a que "deje su uniforme militar" y "abandone el puesto de jefe de los ejércitos" y le reclamó que restaure los derechos y libertades constitucionales, asegure que las elecciones legislativas de enero será justas y libres y ponga en libertad a todos las personas detenidas de manera ilegal, entre ellas el presidente del Tribunal Constitucional o los oponentes políticos, como Benazir Buttho, que se encuentra en arresto domiciliario.

El secretario de Estado para Asuntos Europeos de Portugal, Manuel Lobo Antunes, lanzó este llamamiento ante el Pleno del Parlamento Europeo, en el que compareció en calidad de Presidencia de turno de la UE en un debate sobre la situación en Pakistán, donde el pasado 3 de noviembre su presidente suspendió la constitución y declaró el estado de emergencia.

En nombre de los 27 Estados miembros, Lobo Antunes manifestó que "la UE espera una disipación rápida del clima actual de incertidumbre y llama a Musharraf para que honre su compromiso de dejar su uniforme militar y abandonar el puesto de jefe de los ejércitos".

El representante de la Presidencia recordó la "gran preocupación" con que la UE sigue los acontecimientos en Pakistán, donde existe una "fuerte tensión social" y se ha producido "un grave retroceso en la estructura del Estado de Derecho y el proceso hacia la democracia en Pakistán". Subrayó la gravedad de las detenciones practicadas en las últimas semanas, "en particular, la de la juez del Tribunal Supremo que se encuentra en arresto domiciliario".

"Nos preocupa muy seriamente lo que se nos ha contado de muchas detenciones, boicot a las libertades y ataques a ciertos estamentos como jueces, periodistas y activistas de los derechos humanos", dijo Lobo Antunes, que lanzó un "llamamiento firme para que todos manifiesten la máxima contención para buscar una solución democrática y pacifica a la crisis actual que permita un regreso a la normalidad".

Tal y como hicieron después de él todos los oradores, el secretario de Estado portugués reconoció que Pakistán es un "aliado con el que siempre podemos contar en la lucha contra el extremismo y el terrorismo" y también que afronta "desafíos" por su situación de seguridad. Sin embargo, advirtió que "no se pueden sacrificar los esfuerzos del pueblo paquistaní en lucha contra el extremismo y el terrorismo" e insistió en que "la UE cree que la solución a estos desafíos no puede pasar por la interrupción del proceso democrático".

AYUDA

Por su parte, la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero-Waldner, también lamentó la interrupción en Pakistán del "camino a la democracia" en el que antes de los acontecimientos de las últimas semanas "hemos sido testigos de desarrollos alentadores".

Después de referirse como la Presidencia a la suspensión de las libertades y a la lucha contra el terrorismo que lleva a cabo este país, afirmó que las personas que han sido arrestadas "de manera ilegal" en las últimas semanas son "personalidades que defienden un Pakistán abierto, tolerante, no son terroristas" y "deben ser puestos en libertad de inmediato".

Admitió que Musharraf ha anunciado elecciones legislativas en la fecha prevista, el 9 de enero de 2008, pero la comisaria indicó que "quedan muchos flecos", puesto antes cabe esperar que concluya el estado de emergencia. En caso contrario, se preguntó "cómo se pueden celebrar elecciones libres cuando la libertad de prensa y otras libertades civiles están suspendidas y se ha socavado la libertad del poder judicial" o "cuando los líderes de los partidos están bajo arresto domiciliario", tal y como ocurre con Benazir Buttho.

Por lo que respecta a la ayuda de la UE a Pakistán, Ferrero-Waldner consideró que de momento es mejor mantener la asistencia comunitaria, que, según indicó un portavoz comunitario, la Comisión ha destinado de su presupuesto de 2007 una ayuda de 50 millones para Pakistán para financiar programas de asistencia centrados en el apoyo de los derechos humanos, educación y organizaciones no gubernamentales independientes.

Admitió que "se ha pedido revisarla y algunos Estados miembros han adoptado medidas o lo están considerando" y recordó que "la Comisión apoya que Pakistán se centre en temas como la reducción de la pobreza y la educación". Por eso, Ferrero-Waldner estimó que "tenemos que considerar cuál es la mejor manera de proceder, habida cuenta de la naturaleza de estas ayudas, tenemos que estudiar esto con mucha prudencia".

Por su parte, el Pleno de la Eurocámara aprobará mañana una resolución sobre Pakistan que en uno de sus puntos insta a la Comisión no a disminuir su ayuda, sino a "aumentarla" para reducir la pobreza, la salud y el trabajo, pero para ser distribuida a través de organizaciones no gubernamentales y no directamente a través del Gobierno.

DEBATE EN EL PE

La condena de la declaración del estado de emergencia y la suspensión de las libertades y derechos civiles y la petición de la liberación de las personas arrestadas fueron los mensajes que lanzaron en común los distintos grupos políticos de la Eurocámara en sus intervenciones en el debate de este miércoles.

El eurodiputado del Partido Popular Europeo (PPE), José Ignacio Salafranca, consideró en línea con Lobo Antunes que la UE debería instar a Musharraf a que "renuncie a ser jefe del Ejército" y reclamó "máxima prudencia" ante la situación en un país que es "socio para luchar contra el terrorismo" y está "dotado del arma nuclear".

Robert Edwards se preguntó, en nombre del Partido Socialista Europeo (PSE), si las elecciones legislativas anunciadas para enero podrán ser "libres y democráticas" y afirmó que a su grupo le gustaría que se tuviera en cuenta la posibilidad de decretar "sanciones puntuales".

Por la Alianza de Liberales y Demócratas de Europa (ALDE), intervino Sajad Karim, que reclamó que la UE no "dé la espalda" a Pakistán como occidente hizo "hace años" a Afganistán, el país origen de sus problemas. "Pakistán ha absorbido la violencia y las carnicerías que se hubieran repartido por todo el mundo", dijo. En referencia a Musharraf afirmó que "ante esta situación tan difícil, tiene la oportunidad de devolver el poder al pueblo pakistaní".

Eoin Ryan, de la Unión Europea de Naciones (UEN), también destacó el papel de Pakistán en la lucha contra terrorismo que, sin embargo, "no creo que justifique lo que ha sucedido en las últimas semanas" y acusó a Musharraf de provocar todos estos acontecimientos "porque no quiere escuchar la sentencia del Tribunal Supremo" que le inhabilitaba para presentarse a las elecciones presidenciales. Por Los Verdes, Jean Lambert pidió "ver la ayuda que queremos otorgar y cómo se han gastado 10.000 millones de dólares en los últimos cinco años para política antiterrorista y no para educación y formación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies