El PAM advierte de que la falta de fondos plantea "grandes retos" para asistir a 2,5 millones de sirios

Actualizado 14/03/2013 15:21:42 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) ha alertado este jueves de que su operación de emergencia para alimentar a cerca de 2,5 millones de personas afectadas por el conflicto en Siria se enfrenta a "graves retos" a causa de la falta de financiación.

"Esta es una crisis global que requiere una respuesta global, de manera que podamos satisfacer las crecientes y urgentes necesidades de la población siria", ha declarado la directora ejecutiva de PAM, Ertharin Cousin. "Estamos agradecidos por las generosas contribuciones que hemos recibido de una treintena de gobiernos, entre los que se incluyen Australia, Canadá, la Unión Europea, Japón, Reino Unidos y Estados Unidos, pero las necesidades siguen aumentando", ha proseguido.

Cousin ha informado de que los planes de la agencia de la ONU para distribuir alimentos a alrededor de 2,5 millones de personas en Siria y a cerca de un millón de refugiados en países vecinos se han visto amenazados por la falta de fondos. Según el comunicado de PAM, se estima que son necesarios unos 156 millones de dólares (121 millones de euros) para continuar con su trabajo y poder alimentar a millones de sirios hasta el mes de junio.

Los recursos del Programa Mundial de Alimentos se han visto sometidos a nuevas tensiones, a causa de la llegada de unas 8.000 personas cada día a los países vecinos, según el comunicado. El PAM estima que en la operación de emergencia en Siria se gastan cerca de 18 millones de dólares (14 millones de euros) cada semana.

El PAM empezó su operación de emergencia en Siria en agosto de 2011 y, desde entonces, ha distribuido más de 83.000 toneladas de comida para millones de sirios repartidos en alrededor de 400 localizaciones diferentes en todo el país. Hasta el momento, el PAM ha distribuido más de un millón de vales alimenticios y medio millón de paquetes con suministros en los países vecinos. Los fondos del PAM se componen principalmente por contribuciones voluntarias.

"Es un período crucial para los ciudadanos sirios. Se encuentran exhaustos, han agotado sus ahorros y necesitan más ayuda, en medio de esta crisis que va a entrar en su tercer año", ha subrayado Cousin. "Ahora no es el momento de reducir o suspender nuestras operaciones. Estamos decididos a mantener nuestras labores de asistencia, pero necesitamos el apoyo de donantes mientras la solución política no llega", ha destacado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies