El Papa apela a una mayor honestidad a los políticos y pide que se rechace la corrupción

 

El Papa apela a una mayor honestidad a los políticos y pide que se rechace la corrupción

El papa francisco en Filipinas
REUTERS
Actualizado 16/01/2015 6:12:07 CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Papa Francisco ha apelado este viernes por una mayor honestidad e integridad por parte de los políticos de Filipinas, al tiempo que ha pedido a toda la población que rechace la corrupción, durante un encuentro en el palacio presidencial con el mandatario del país, Benigno Aquino

"Como muchas voces en vuestra nación han indicado, ahora, más que nunca, es necesario que los líderes políticos muestren una honestidad, integridad y compromiso excepcional con el bien común", ha indicado.

"De esta forma ayudarán a preservar los ricos recursos humanos y naturales con los que Dios ha bendecido este país", ha agregado el Pontífice, según ha informado el diario 'Philippine Star'.

En este sentido, Francisco ha recalcado que todos los niveles sociales "deben rechazar todas las formas de corrupción que desvían los recursos de los pobres", abogando por garantizar la justicia social y el respeto a la dignidad humana.

"Reformar las estructuras sociales que perpetúan la pobreza y la exclusión de los pobres requiere primero una conversión de mente y corazón", ha dicho, antes de citar las dificultades que atraviesa un país democrático como Filipinas, entre ellas la defensa de los derechos fundamentales.

"Por esta razón, las familias y las comunidades locales deben ser animadas y apoyadas en sus esfuerzos para transmitir a nuestros jóvenes los valores y la visión que pueda ayudar a crear una cultura de integridad", ha argumentado.

El Pontífice llegó a Filipinas el jueves en el marco de su segunda gira asiática, tras pasar tres días en Sri Lanka, donde abogó por cerrar las heridas de la guerra civil que sacudió el país durante tres décadas hasta su fin en 2009.

El Papa celebró el miércoles una misa multitudinaria en la capital, Colombo, para más de medio millón de personas, en la que se canonizó al primer santo ceilandés, el misionero José Vaz.

Vaz, conocido como el Apóstol de Ceilán --ahora Sri Lanka--, nació en 1651 en India y llevó a cabo varias misiones de evangelización en Ceilán, en aquel entonces bajo ocupación de Países Bajos, cuyas autoridades le detuvieron tras sospechar que era un espía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies