Kirchner advierte a Uruguay que "negociar es también conceder" sobre el conflicto de la planta de Fray Bentos

 

Kirchner advierte a Uruguay que "negociar es también conceder" sobre el conflicto de la planta de Fray Bentos

Actualizado 01/03/2007 21:20:28 CET

BUENOS AIRES, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, advirtió a Uruguay que "negociar es también conceder", en referencia al conflicto diplomático con este país por la instalación de una planta de pasta de celulosa sobre el fronterizo río Uruguay. Así lo anunció hoy el mandatario argentino en la lectura de su informe ante el Congreso de su país, con el que se inauguró el último periodo de sesiones ordinarias antes de las elecciones del próximo mes de octubre.

Este es el segundo año consecutivo que Kirchner se refiere a este asunto en la lectura de su informe de Gobierno ante el Congreso. Además el presidente pidió que los juicios contra los represores se aceleren y elogió los éxitos de su Gobierno en materia económica.

Cuando se cumplían dos horas de su discurso, el gobernante habló sobre el conflicto que mantiene con Uruguay por las plantas papeleras del Río Uruguay. Este es el mayor problema que han sufrido en años las relaciones bilaterales y ahora el caso se discute en la Corte Internacional de Justicia.

Los uruguayos mantienen su negativa a negociar mientras no se cancelen los cortes de las rutas y los puentes desde Argentina. Por su parte, los ambientalistas argentinos de Gualeguaychú consideran que esta fábrica contaminará el río cuyas aguas comparten ambos países.

El presidente Kirchner aseguró en el Congreso argentino que el conflicto comenzó cuando Uruguay "autorizó unilateralmente" la construcción de la planta sin respetar el Estatuto que regula lo referente al uso del Río Uruguay.

"Hace un año, en mi anterior mensaje al Congreso, exhorté a mi par, el doctor Tabaré Vázquez, a negociar para encontrar una solución acorde", afirmó Kirchner.

El presidente rememoró que en el encuentro de ambos mandatarios, en Santiago de Chile en marzo del año pasado, pudo haberse encontrado un principio de acuerdo, "pero las negociaciones se interrumpieron cuando Uruguay resolvió ponerle fin al diálogo bilateral".

Kirchner recordó también que en la apertura de sesiones del Congreso del año pasado pidió a su homólogo uruguayo, Tabaré Vázquez, que las papeleras detuvieran sus obras de construcción durante 90 días para lograr una solución, pero que esta propuesta fracasó.

"Cuando el hermano presidente de Uruguay dice ahora que quiere negociar, recuerdo que negociar es conceder, negociar significa que nos contenga a los dos países. Desde el Gobierno argentino nos manejamos con la mayor de las humildades. Negociar pidiendo que se haga solamente lo que ellos quieren, no es dialogar sino acatar", recriminó Kirchner.

"Creo que con esta actitud (Uruguay) está cometiendo un error estratégico", afirmó, al condenar "la política de los hechos consumados".

El Gobernante aprovechó su intervención en el Congreso para agradecer las labores de "facilitador" que comenzó España para restablecer las relaciones entre Uruguay y Argentina. El Rey Juan Carlos accedió a la petición de ayuda que le formuló Kirchner, en el marco de la Cumbre Iberoamericana de Montevideo (Uruguay) en noviembre de 2006.

Las críticas al Gobierno uruguayo se endurecieron y Kirchner acusó a Vázquez de poner "fin al diálogo bilateral" y apoyó la postura de Argentina de acudir a la Corte de La Haya. "No nos dejó otra opción", indicó. "Seguiremos defendiendo lo que consideramos legítimo y por supuesto lo haremos en La Haya", añadió el presidente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies