Nicanor Duarte reclama que EEUU elimine los subsidios al algodón y critica a los productores de soja

Actualizado 09/02/2007 19:41:18 CET

ASUNCIÓN, 9 Feb. (EP/AP) -

El presidente de Paraguay, Nicanor Duarte, criticó hoy a los productores de soja "porque no dan trabajo a los campesinos pero en cambio utilizan grandes extensiones de terreno" y al mismo tiempo reclamó que los Estados Unidos deje de subsidiar el cultivo del algodón.

En el 2006, Paraguay recibió 500 millones de dólares (384,56 millones de euros) por la exportación de granos de soja, 600 millones de dólares (461,5 millones de euros) por la venta de carne bovina y 300 millones (230,76 millones de euros) de la misma moneda por exportaciones de algodón, según datos oficiales.

Sólo el 2 por ciento de las 4 millones de toneladas de producción de soja está industrializada. Una sola persona con un tractor puede cultivar hasta 1.200 hectáreas de soja.

"Si los empresarios del fenómeno que yo denomino 'Patria Sojera' tuviesen sensibilidad social, deberían otorgar a los agricultores un pedazo de sus extensos terrenos para el cultivo de otros rubros agrícolas, especialmente de subsistencia como sésamo, maíz y porotos, o tal vez instruir a los hijos de campesinos en el manejo de tractores diversos", se quejó Duarte en un discurso pronunciado en Santa María, pueblo ubicado a 400 kilómetros al sur de Asunción.

Recordó que los productores de la oleaginosa "convierten sus propiedades en latifundios, desechando la mano de obra de los labriegos humildes; estos compatriotas pobres no tienen tierra, no tienen nada porque los empresarios no poseen responsabilidad social dejando en manos del Estado la atención de la población marginada y postergada económicamente".

El jefe de Estado argumentó que "el año pasado envié al Congreso un proyecto de ley de impuesto a la exportación de granos de soja; con la recaudación pensaba construir infraestructura social en las comunidades rurales más pobres pero los legisladores opositores y hasta de mi propio partido (el oficialista Colorado) lo rechazaron porque prefirieron defender los intereses de sectores económicos poderosos".

Duarte dijo además que los productores minoritarios del algodón cumplen hoy el tercer día de movilizaciones para pedir una aumento en el precio por kilo. "Internacionalmente, la fibra tiene una baja cotización porque el Gobierno de los Estados Unidos de América subsidió a sus algodoneros con 5.000 millones de dólares (3.845,48 millones de euros)".

"Como los norteamericanos venden su cosecha a bajo precio, los 32 millones de cultivadores de la fibra en todo el mundo se ven obligados a vender de acuerdo con el precio norteamericano. Por esta razón vengo pidiéndole --desde que asumí la presidencia en 2003-- a los Gobiernos de los países del 'primer mundo' que dejen de subsidiar porque perjudican a los productores primarios de Latinoamérica", afirmó el mandatario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies