Un parlamentario dice que le "sorprendería" que May no acusara a Moscú del envenenamiento del exespía ruso

Expertos analizan el banco en el que aparecieron el ex espía ruso y su hija
REUTERS / PETER NICHOLLS - Archivo
Publicado 12/03/2018 9:50:01CET

LONDRES, 12 Mar. (Reuters/EP) -

El presidente del comité de Asuntos Exteriores del Parlamento británico, Tom Tugendhat, ha afirmado este lunes que el envenenamiento del antiguo espía ruso Sergei Skripal parece haber sido llevado a cabo por orden de un Estado extranjero, al tiempo que ha subrayado que espera que se acuse a Rusia de lo sucedido.

En declaraciones a la emisora BBC Radio, Tugendhat ha resaltado que el envenenamiento de Skripal y su hija parece "un intento de asesinato respaldado por un Estado, poco antes de que la primera ministra, Theresa May, encabece una reunión del Consejo de Seguridad Nacional del país para discutir el asunto.

"Espero que la primera ministra haga pronto un anuncio, y francamente me sorprendería que no apuntara con el dedo al Kremlin", ha remachado, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

El organismo analizará durante la jornada si hay pruebas suficientes para determinar quién estuvo detrás del ataque, así como las medidas que adoptaría Londres en consecuencia, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Durante la jornada del domingo, las autoridades británicas recomendaron a las cerca de 500 personas que acudieron al restaurante de Salisbury en el que fue envenenado Skripal que lavaran su ropa y pertenencias como medida de precaución.

Más de 250 agentes británicos investigan el envenenamiento de Skripal y de su hija Yulia, actualmente ingresados en un hospital, todavía en estado crítico pero con pronóstico estable, tras ser hallados inconscientes en un banco de la localidad de Salisbury.

El ministro de Finanzas británico y antiguo ministro de Exteriores, Philip Hammond, prometió el domingo que su país actuará "en consecuencia" si se demuestra que un estado extranjero envenenó a Skripal.

"De nosotros no se ríe nadie y los vastos recursos que estamos destinando a la investigación son prueba de ello", declaró Hammond quien, en sus últimos días en la cartera de Exteriores se ocupó del envenenamiento de también ex espía ruso Alexander Litvinenko, fallecido en la capital británica en 2006 tras consumir lo que probablemente fue el material tóxico polonio-210.

"Esto es una investigación policial, y vamos a ver a dónde nos llevan las pruebas. Pero si se confirma que hay un estado extranjero detrás de esto, va a ser algo muy grave, y vamos a responder en consecuencia", remachó.

Desde Adís Abeba, donde visitó durante la jornada la sede de la Unión Africana, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, aseguró que las amenazas de represalias por el incidente del agente doble que ha lanzado Reino Unido son propaganda y no son serias.

"Lo que vemos sólo son noticias de medios que dicen que si ha sido Rusia, entonces la respuesta que va a haber la va a recordar siempre Rusia. Eso no es serio. Es simple y llanamente propaganda para intentar elevar la tensión", aseveró.

"Si alguien quiere que nos comprometamos con una investigación, sea sobre el envenenamiento de un individuo en Reino Unido o sobre los rumores de la supuesta interferencia en la campaña electoral de Estados Unidos, si realmente se necesita nuestra ayuda, entonces estaremos dispuestos a contemplar esta posibilidad si tenemos los datos necesarios y los hechos", explicó Lavrov. "Para tener una conversación seria, se tienen que usar los canales oficiales", zanjó.