Parlamentarios de la MUD piden a Ramos Allup que no participe en el diálogo hasta garantizar el revocatorio

Henry Ramos Allup
REUTERS
Actualizado 27/07/2016 18:30:55 CET

CARACAS, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha pedido al presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, que no participe en el diálogo con el Gobierno hasta que esté garantizada la celebración de un referéndum para revocar el mandato del presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Según ha informado el diario venezolano 'El Nacional', parlamentarios y gobernadores de la MUD abordaron a Ramos Allup en la sede legislativa el pasado lunes para transmitirle su posición sobre la invitación cursada por los mediadores internacionales.

"El que Henry se siente con Maduro podría considerarse un prólogo (...), un primer paso en dirección al diálogo formal, pero no el diálogo formal", ha aclarado el jefe de la bancada parlamentaria de la MUD, Julio Borges.

En concreto, Borges ha condicionado el diálogo a que, de entrada, el Consejo Nacional Electoral (CNE) anuncie ya la fecha en la que la MUD deberá recabar el 20 por ciento de las huellas dactilares del electorado venezolano --cuatro millones--, segunda fase para el revocatorio.

"Si el Gobierno lo que quiere es sentarse para aniquilar el referéndum, nunca nos vamos a prestar para eso y, si ese es el caso, entonces no habrá dialogo en Venezuela", ha recalcado el diputado de Primero Justicia, uno de los partidos políticos que integran la MUD.

Hasta ahora, Ramos Allup ha tenido varias reuniones con los mediadores internacionales --el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos-- para explorar la viabilidad del diálogo.

La comunidad internacional trata de sentar a la mesa de negociaciones a Gobierno y oposición para resolver una crisis política que se agravó con las elecciones del 6 de diciembre, en las que la MUD se hizo con el control del Parlamento por primera vez en 16 años.

Esta inédita cohabitación en Venezuela, con la oposición en el Congreso y el 'chavismo' en el Gobierno, ha dado lugar a numerosos conflictos institucionales que han frenado la respuesta a las crisis social y económica que asuelan la nación caribeña.

La MUD ha puesto en marcha una 'hoja de ruta' para expulsar a Maduro del poder antes de que expire oficialmente su mandato, en 2019, con el referéndum revocatorio como primer paso. La coalición opositora presiona al CNE para que cumpla escrupulosamente los plazos porque, si no se convoca antes del 10 de enero, el 'chavismo' podrá seguir gobernando.