El Parlamento checo incluye en la Constitución el derecho a tener armas para defenderse

Actualizado 28/06/2017 20:31:13 CET

PRAGA, 28 Jun. (Reuters/EP) -

El Parlamento de República Checa ha aprobado este miércoles una enmienda a la Constitución que reconoce el derecho a tener y usar armas para defenderse en casos de amenazas a las seguridad nacional, como ataques terroristas, una decisión que va en contra de la iniciativa de la Unión Europea que busca limitar las armas de fuego precisamente en respuesta a la ola de atentados en ciudades europeas.

La enmienda ha salido adelante en la Cámara de Diputados con 139 votos a favor de los 200 que componen la sede legislativa. El siguiente paso es la ratificación en el Senado, donde son necesarios dos tercios, antes de que sea promulgada por el presidente, Milos Zeman, que apoya el cambio en la Carta Magna.

"Esta enmienda constitucional es una reacción al incremento de las amenazas a la seguridad, especialmente por el peligro de actos violentos como ataques terroristas aislados, agresiones y cualquier tipo de amenaza violenta", recoge el borrador.

El ministro de Interior, Milan Chivanec, que ha sido el encargado de exponer la enmienda en el Congreso, ha explicado que el Gobierno confía en quienes tengan licencias para tener y usar de armas de fuego y ha defendido que puede ser útil en situaciones como los últimos atentados en Europa cuando no hay agentes armados cerca, según informa Radio Praga.

República Checa es un país con tradición en la tenencia de armas, especialmente para la caza. El Gobierno se ha opuesto a algunas de las medidas de restricción de armamento promulgadas recientemente por la Unión Europea, sin embargo, ha asegurado que las enmiendas constitucionales no entran en contradicción con ellas.

La Comisión Europea acordó el pasado mes de diciembre unos reglamentos que restringían el uso de armas y que, tras ser modificados por los ministros de Interior, fueron aceptados por todos los países miembros excepto República Checa, Luxemburgo y Polonia.

Desde comienzos de 2017 se han registrado en República Checa más de 800.000 armas de fuego de todas las categorías, la mayoría antigüedades que se guardan en los museos. La enmienda indica que cerca de la mitad del armamento registrado requiere un permiso especial recogido en la directiva de la UE y puede ser usado en defensa propia.

República Checa no suele sufrir ataques armados. El caso más grave de los últimos años sucedió en febrero de 2015, cuando un hombre que portaba una pistola disparó a ocho personas en Uhersky Brod, una ciudad situada 30 kilómetros al sureste de Praga.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies