El Parlamento suizo aprueba una normativa que da preferencia a los trabajadores suizos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El Parlamento suizo aprueba una normativa que da preferencia a los trabajadores suizos

Cartel a favor de la deportación de los inmigrantes que cometan delitos en Suiza
ARND WIEGMANN / REUTERS
Publicado 01/12/2016 15:19:10CET

ZÚRICH, 1 Dic. (Reuters/EP) -

La Cámara Alta del Parlamento suizo ha aprobado un proyecto de ley que da preferencia a los suizos en el ámbito laboral, para evitar así imponer cuotas a la entrada de trabajadores extranjeros, que procedente en su mayoría de otros países europeos.

La medida es muy parecida a una iniciativa ya aprobada en la Cámara Baja en septiembre y tiene como principal objetivo evitar una confrontación de la UE, que defiende la libertad de movimiento consagrada en el tratado que habilita el acceso de Suiza al mercado único europeo.

El acuerdo ya estuvo en peligro en 2014, cuando aprobó en referéndum para la imposición de cuotas. El Parlamento debería haber puesto en marcha estas cuotas en febrero de 2016, pero ha buscado un planteamiento más conciliador. Las dos propuestas de ley deben ser puestas en común para poder ser sometidas a una votación final en las próximas semanas.

A pesar de lo polémico de la medida, muchos sectores de la población consideran que las dos leyes son demasiado blandas y no imponen cuotas ni restricciones a los trabajadores extranjeros, dos condiciones que la sociedad suiza ya demandó en un referéndum en 2014.

"Lo que le importa a la Comisión Europea es que no haya ningún tipo de discriminación entre los ciudadanos suizos y los ciudadanos europeos", ha dicho una portavoz de la Comisión Europea este jueves en Bruselas. Si la medida se acaba aprobando y las autoridades europeas consideran que infringe la libertad de movimiento, podría implicar una cancelación de varios acuerdos económicos entre el bloque europeo y Suiza.

Según los expertos, Bruselas no llegará a tomar medidas tan drásticas a no ser que Suiza cancele de manera oficial el acuerdo de libre circulación de personas que ambas potencias firmaron en 2002. El grupo de extrema derecha Partido Popular Suizo, que cuenta con la mayor cantidad de diputados del Parlamento, ha intentado sin éxito imponer las cuotas que se votaron en el referéndum de 2014.

Peter Foehn, senador del SVP, ha señalado durante la votación en el Parlamento que la inmigración había aumentado en más de 750.000 personas desde 2007. "Cuando miro lo pequeña que es Suiza me doy cuenta de que eso son demasiadas personas", ha apuntado. Alrededor de 8,3 millones de personas viven en la pequeña nación alpina, de las cuales un cuarto de ellas son extranjeras.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies