El Parlamento turco aprueba una ley electoral en medio de las protestas de los opositores

Parlamento de Turquía
UMIT BEKTAS/REUTERS - Archivo
Publicado 13/03/2018 8:55:02CET

ANKARA, 13 Mar. (Reuters/EP) -

El Parlamento turco ha aprobado este martes una nueva ley que reforma el sistema electoral, una norma criticada por los opositores por considerar que pondrá en riesgo la limpieza de los próximos comicios y cuya aprobación ha derivado en un enfrentamiento entre diputados nacionalistas y del principal partido opositor en la cámara.

Después de que el vicepresidente del Parlamento, Aysenur Bahcekapili, anunciara el resultado de la votación, se ha desatado una pelea entre diputados nacionalistas y del principal partido opositor. Varios parlamentarios han llegado a darse puñetazos y se han perseguido en el interior de la cámara legislativa.

La nueva ley permite la creación de alianzas electorales, lo que dará pie a una coalición entre el Partido de la Justicia y el Desarollo (AKP), la formación que lidera el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y sus aliados nacionalistas. Se esperaba que la norma fuera aprobada con un amplio respaldo, dada la mayoría que suman los parlamentarios del AKP y su aliado nacionalista MHP.

Varios críticos con el Gobierno ha alertado sobre las consecuencias que tendrá la nueva norma. La ley faculta a la Junta Electoral Suprema a unir distritos electorales y a trasladar centros de votación a otros distritos. También establece que se podrán aceptar votos sin el sello de la Junta Electoral, lo que supone ratificar una decisión que se adoptó a última hora durante el referéndum de 2017 y que fue muy criticada por los opositores y por observadores electorales.

De acuerdo con la nueva norma, los miembros de las fuerzas de seguridad podrán entrar en los centros electorales cuando sean invitados por un elector, una medida que el Gobierno defiende como una forma de impedir la intimidación por parte del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste de Turquía.

Los parlamentarios opositores, incluidos los representantes del Partido Popular Republicano (CHP), han denunciado que la presencia de las fuerzas de seguridad en los centros electorales podría provocar que los comicios fueran más transparentes.

La formación prokurda Partido Democrático del Pueblo (HDP) ha dicho que las medidas podrían provocar que se trasladaran las urnas en los distritos en los que tiene mayor apoyo electoral.