El Parlamento turco aprueba una ley que endurece la venta de alcohol promovida por el partido de Erdogan

Actualizado 24/05/2013 14:29:25 CET

Queda prohibida la publicidad de bebidas alcohólicas y las botellas deberán incluir mensajes de advertencia sobre los daños a la salud

ESTAMBUL, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento turco ha aprobado la controvertida ley que endurece las condiciones para la venta y la publicidad de bebidas alcohólicas que había sido propuesta por el gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP) pese a las críticas que la medida había suscitado y al rechazo de la oposición.

La nueva ley, adoptada la pasada madrugada tras un procedimiento acelerado de tan solo dos días, prohíbe la venta de bebidas alcohólicas entre las 22:00 y las 6:00 horas. La oposición había expresado su rechazo a esta medida y había pedido que no fuera de aplicación en las zonas turísticas del país.

El presidente de la comisión de Planificación y Presupuesto y miembro del AKP, Lütfü Elvan, ha defendido que en algunos países occidentales hay medidas similares, según informa el diario 'Hurriyet'.

"En Suecia, (la venta de alcohol) está prohibida después de las 19:00 horas los días laborables, desde las 15:00 horas los sábados y las 24 horas los domingos. Hay restricciones similares en todos los países escandinavos", ha defendido.

"Nadie puede ser obligado a beber o a no beber. Esta es una imposición religiosa e ideológica", ha opinado por su parte Musa Çam, diputado de la principal formación opositora, el Partido Republicano del Pueblo (CHP).

"Esta no es una lucha contra los males del alcohol sino un intento por rediseñar la sociedad de acuerdo con sus creencias y estilo de vida", ha añadido.

LAS PROHIBICIONES

La nueva ley también prohíbe todas las campañas publicitarias de alcohol, lo que incluye promociones y actividades patrocinadas, con la única excepción de las ferias internacionales centradas en el marketing internacional de las bebidas alcohólicas.

Asimismo, las compañías de bebidas alcohólicas no podrán promover sus marcas y logos y todas las botellas deberán incluir mensajes de advertencia sobre los perjuicios del alcohol similares a los que ya llevan las cajetillas de tabaco.

Tampoco estará permitido a partir de ahora mostrar imágenes que glorifiquen el consume de alcohol el películas, series de televisión o vídeos musicales, empleándose para ello técnicas de difuminado como ya se hizo en su momento con el tabaco. Igualmente se prohíbe la venta de bebidas para el consumo fuera del local expendedor y que haya máquinas expendedoras con este tipo de bebidas.

No podrán venderse bebidas alcohólicas en residencias estudiantiles, instituciones sanitarias, clubes deportivos, instituciones educativas y gasolineras. Aunque las licencias de venta de alcohol ya expedidas se mantendrán, para conseguir una nueva el local deberá estar a más de 100 metros de cualquier centro educativo o religioso.

SANCIONES

Los que infrinjan esta nueva norma promovida por el AKP del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, podrán ser castigados con multas de entre 5.000 y 200.000 liras turcas (2.090 y algo más de 83.500 euros).

Por otra parte, también se ha reducido la tasa de alcoholemia permitida a los conductores, que pasará de 1 a 0,5. Si el conductor supera esta tasa, será multado con 700 liras (unos 292 euros) y se le retirará el permiso de conducir durante seis meses. En Turquía, ya está prohibido fumar la volante.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies