Las partes habrían acordado crear un comité para la reconciliación en Siria durante la cumbre en Astaná

Conversaciones de paz sobre Siria en Astaná
REUTERS
Publicado 05/07/2017 2:33:42CET

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los participantes en la nueva ronda de reuniones sobre el conflicto en Siria que se celebra desde este martes en la capital de Kazajistán, Astaná, habrían acordado crear un comité para la reconciliación nacional, según fuentes diplomáticas.

"Todos aceptaron la idea de crear el comité", han indicado estas fuentes, agregando que la disposición sobre el mismo "se formalizará en la declaración (final)", tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Sputnik.

Estas mismas fuentes han subrayado que el comité estará integrado "sólo por sirios, sin mediadores", añadiendo que tendrá como objetivo "examinar las cuestiones internas, incluidos los asuntos de seguridad".

Este extremo ha sido confirmado por el ministro para Reconciliación Nacional de Siria, Alí Haidar, quien ha manifestado que el comité "estará integrado sólo por sirios que se ocuparán de los asuntos relativos con la reconciliación nacional".

Haidar ha indicado que, pese a ello, se espera que las partes extranjeras presten apoyo a este organismo. "Es más, esperamos que lo vayan a hacer", ha señalado, en una entrevista concedida al diario ruso 'Izvestia'.

Astaná ha acogido cinco rondas de negociaciones de paz para Siria desde enero de 2017, la última de ellas el 3 y 4 de mayo. En el último encuentro, los países garantes del proceso de paz --Rusia, Turquía e Irán-- firmaron un memorando para establecer cuatro 'zonas seguras' en Siria que abarcan la provincia de Idlib, parte de las vecinas Latakia, Alepo y Hama, parte del norte de la provincia de Homs, Ghouta Oriental y ciertas áreas del sur, en las provincias de Deraa y Al Quneitra.

El acuerdo busca poner fin a los enfrentamientos armados entre las fuerzas gubernamentales y las de la oposición, afianzar el armisticio vigente desde el 30 de diciembre y separar a los rebeldes de los milicianos de grupos terroristas como Estado Islámico y Frente Fatá al Sham.

El proceso va en paralelo a las diversas rondas de conversaciones de paz que han mantenido el Gobierno y la oposición en la localidad suiza de Ginebra con la mediación de Naciones Unidas.

LAS 'ZONAS SEGURAS'

Este mismo martes, el jefe de la delegación rusa en las consultas, Alexander Lavrientiev, ha reconocido que "hay ciertas dificultades no sólo en la demarcación, sino en la preparación de otros documentos que reglamentan tanto la creación de las fuerzas de control de la tregua en las 'zonas seguras', como el estatus de estas fuerzas, las reglas del empleo de las armas y otros documentos adicionales".

En este sentido, ha dicho que las fronteras de dos de estas zonas ya están definidas, detallando que se debate la demarcación de las que serán establecidas en Odlib y en el sur del país árabe.

Sin embargo, ha adelantado que "se prevé la presencia de la Policía Militar rusa en las 'zonas seguras'", resaltando que "la decisión de compromiso sobre estos asuntos están a la vuelta de la esquina".

Por último, Lavrientiev ha manifestado que "los pasos concretos para desplegar las fuerzas dentro de las zonas se aplicarán en dos o tres semanas", destacando que es posible que el acuerdo final se firme durante esta misma ronda de consultas, que finalizará este miércoles.

El enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, abogó la semana pasada por dar "una oportunidad justa" a los esfuerzos por aplicar las 'zonas seguras', arguyendo que "es lo que la gente pide para reducir aún más la violencia y permitir la construcción de confianza".

De Mistura indicó en este sentido que "la trayectoria ideal" para las próximas dos semanas sería que se lograran avances en la próxima ronda en Astaná, recalcando que desde el acuerdo sobre 'zonas seguras' "la violencia ha descendido claramente".

De Mistura fijó recientemente el 10 de julio como fecha para el inicio de una nueva ronda de contactos entre las partes en conflicto en Siria, agregando que "tiene intención de celebrar nuevas rondas de las negociaciones en agosto y septiembre".

La actual cumbre de Astaná se verá seguida por una serie de reuniones a nivel técnico con los grupos opositores, mientras que las conversaciones continuarán en el marco de la reunión del G-20 en Hamburgo entre el 7 y el 8 de julio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies