La participación en la primera fase de las legislativas en Egipto fue del 52%

Elecciones Parlamentarias En Egipto
REUTERS/AMR DALSH
Actualizado 05/12/2011 18:40:54 CET

EL CAIRO, 5 Dic. (Reuters/EP) -

El director del Alto Comité Judicial para las Elecciones de Egipto, Abdel Moez Ibrahim, ha informado este lunes de que la participación en la primera fase de los comicios legislativos no fue del 62 por ciento, como se dijo en un principio, sino del 52 por ciento.

Tras detectar un error de cálculo, el comité ha concluido que "el porcentaje exacto de participación en la primera fase fue el 52 por ciento", ha declarado Ibrahim a los medios de comunicación. El error fue cometido por la secretaría del comité y él estaba "muy cansado" cuando dio a conocer los datos en una rueda de prensa la semana pasada, ha explicado.

La primera fase de las elecciones, las primeras que se celebran en Egipto desde el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak el pasado febrero, se realizó el lunes y el martes de la semana pasada. El proceso electoral, que se prolongará hasta el próximo enero, se enmarca en un proceso de transición desde un gobierno militar a uno civil que concluirá en julio, tras los comicios presidenciales de junio.

El Alto Comité Judicial para las Elecciones ha informado de los defectos que detectó en la primera fase, como el hecho de que algunos colegios electorales abrieran tarde, que las papeletas llegaran con retraso y que se hiciera propaganda electoral en algunos puntos de votación, aunque ha asegurado que estos problemas no se repetirán.

Varios tribunales han determinado que los problemas en el recuento en varias circunscripciones de El Cairo y en la ciudad de Asyut, en el sur del país, han invalidado la votación en esos lugares.

URNAS DAÑADAS O DESAPARECIDAS

En una circunscripción de El Cairo había 75 urnas dañadas y otras quince desaparecieron durante el recuento cuando los jueces supervisores dejaron sus puestos para protestar por las malas condiciones del colegio electoral. El Alto Comité ha dicho que esas 90 urnas no se han tenido en cuenta en el recuento final y algunos candidatos se han quejado porque consideran que esto les ha perjudicado.

Ibrahim ha indicado que aunque este lunes se está realizando una segunda vuelta en aquellas circunscripciones donde, según los fallos judiciales, los resultados anteriores no eran válidos, los resultados no se anunciarán mientras el Tribunal Administrativo Supremo no dé a conocer su decisión final.

"Dejaremos de anunciar los resultados (...) hasta que el tribunal emita su veredicto final", ha señalado. Asimismo, ha añadido que se repetirán las elecciones en cualquier circunscripción donde los tribunales invaliden los resultados.

Ibrahim ha explicado que ha pedido al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que gobierna Egipto desde la caída de Mubarak, que las papeletas se cuenten en el colegio electoral donde se depositaron para evitar problemas al transportar las urnas y para mantener la supervisión judicial durante todo el proceso.

Respecto a las infracciones de la ley durante la campaña electoral, Ibrahim ha dicho que ha informado a las partes concernidas de que el Alto Comité no es la institución encargada de hacer cumplir los castigos impuestos.

"Mi mensaje (...) a los votantes egipcios es: ¿Cómo podéis votar a alguien que se supone que va a redactar leyes cuando es el primero en incumplirlas?", ha declarado. A su juicio, "antes que un delito, es una ofensa moral".