Partidarios del Gobierno depuesto organizan desde el extranjero una campaña de desobediencia a la junta

Actualizado 05/06/2014 12:55:50 CET

BANGKOK, 5 Jun. (Reuters/EP) -

Unos 15 líderes politicos tailandeses aliados al derrocado Gobierno planean eatablecer un movimiento fuera del país para encabezar una campaña de desobediencia civil a la junta military, según han revelado este jueves dos miembros del grupo.

El general Prayuth Chan Ocha tomó el poder el pasado 22 de mayo y desde entonces ha encabezado una ola de represión contra la dissension y silenciado a los 'camisas rojas' partidarios de la exprimera ministra Yingluck Shinawatra y su hermano, el también exprimer ministro Thaksin Shinawatra.

El Ejército ha detenido a muchos politicos y activistas y reclamado como condición para su puesta en libertad que firmen documentos afirmando que no participarán en actividades políticas y contra el golpe de Estado.

Si el plan sigue adelante, el grupo representaría el primer intento por orquestar una oposición organizada al régimen militar. Los dos activistas han señalado que todavía tienen que formular qué medidas se emplearían, pero han dicho que serían pacíficas y buscarían llenar el vacío de poder entre los elementos contrarios al golpe.

"Nosotros creemos que la democracia en Tailandia ha sido sistemáticamente destruida", ha afirmado el exministro y miembro fundador de los 'camisas rojas' Jakrapob Penkair en entrevista telefónica desde Phnom Penh, capital de la vecina Camboya.

DESOBEDIENCIA CIVIL

"La gente ha sido doblegada, perseguida y acosada sin ningún sentido de la justicia o la decencia. Nosotros queremos crear una organización para todos los grupos que protestan contra el golpe dentro y fuera de Tailandia. Esto sería un grupo no radical que usa la desobediencia civil", ha aclarado.

Thaksin, que vive exiliado, no está implicado en el movimiento, han asegurado tanto Jakrapob como otro miembro del grupo, el exdiputado fugitivo Sunai Julapongsathorn.

Thaksin no ha dado ninguna directriz a sus partidarios desde que el Ejército tomó el poder. El exprimer ministro ha financiado y controlado el movimiento de los 'camisas rojas' de forma efectiva desde su exilio autoimpuesto en 2008 cuando huyó de una condena por abuso de poder. Previamente, había sido derrocado en un golpe de Estado militar en 2006. "Avanzaremos con o sin él", ha asegurado Jakrapob, que fue portavoz de Thaksin. "No está implicado y no tiene influencia en organizar esto", ha insistido.

REACCIÓN DE LA JUNTA

Los militares han convocado a Jakrapob y otros dirigentes de los 'camisas rojas' el próximo 9 de junio. Preguntado sobre si el Ejército está al tanto de los planes para crear un movimiento en el extranjero, Winthai Suvaree, viceportavoz del Consejo Nacional para la Paz y el Orden (nombre official de la junta), ha afirmado que "la legislación tailandesa no puede tocar a los que huyen al extranjero pero si sabemos dónde están pediremos cooperación internacional para traerlos de vuelta a Tailandia".

"Estamos siguiendo de cerca a los grupos que se resisten al golpe. Aquellos que han sido convocados y no se presenten se enfrentarán a la ley y serán tratados como criminales en su búsqueda. Si vuelven a Tailandia y tienen casos pendientes, entonces podrían ser llevados ante un tribunal militar", ha advertido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies