El partido de Pakistán designado como terrorista por EEUU se presentará a las elecciones

FILE PHOTO:Saifullah Khalid (2nd L), President of Milli Muslim League (MML) poli
REUTERS / FAISAL MAHMOOD
Publicado 04/04/2018 17:08:39CET

KARACHI (PAKISTÁN), 4 Abr. (Reuters/EP) -

El partido islamista paquistaní Liga Musulmana Milli (MML) ha afirmado este miércoles que continuará con su actividad política y participará en las próximas elecciones a pesar de que el Departamento del Tesoro estadounidense sancionase a varios de los miembros de su consejo central por vinculación al terrorismo.

"Exponemos claramente que el comunicado de Estados Unidos no frenará nuestra actividad política bajo ninguna circustancia. La MML participará en las elecciones de 2018", ha señalado Jalid.

El Gobierno estadounidense anunció este martes la designación de siete miembros de la MML por su vinculación con el grupo terrorista Lashkar-e-Taiba (LeT). El Departamento del Tesoro detalló que los sancionados son miembros de su consejo central, fundado en 2017 y al que las autoridades prohibieron su inscripción como partido inmediatamente después.

"El Tesoro actúa contra la MML y un grupo de siete terroristas globales cómplices de los intentos de LeT de minar el proceso político en Pakistán", ha dicho el vicesecretario del Tesoro Sigal Mandelker.

En su comunicado identificó a los incluidos en su lista de sanciones como Saifulá Jalid --presidente de la MML--, Muzammil Iqbal Hashimi, Muhamad Harris Dar, Tabish Qayum, Fayaz Ahmad, Faisal Nadim y Muhamad Ehsan.

El Ministerio del Interior de Pakistán reclamó en septiembre de 2017 a la comisión electoral que excluyera al partido por el respaldo recibido por parte de Hafiz Said, fundador de LeT, petición que fue posteriormente aceptada.

Estados Unidos ha designado como terrorista a Said, quien encabeza la organización caritativa islámica Jamaat-ud-Dawa, al considerarle el 'cerebro' de los atentados en Bombay de 2009, que se saldaron con 166 muertos, y ofrece una recompensa de diez millones de dólares (unos 8,5 millones de euros) por información que lleve a su encarcelamiento.

Said se encuentra en estos momentos bajo arresto domiciliario, si bien la negativa de Pakistán a presentar cargos contra él ha sido motivo de disputa entre Islamabad y las autoridades de Estados Unidos e India.

Contador