El Partido Popular suizo triunfa en las elecciones con un incremento de seis escaños en el Parlamento

 

El Partido Popular suizo triunfa en las elecciones con un incremento de seis escaños en el Parlamento

Actualizado 21/10/2007 23:10:36 CET

GINEBRA, 21 Oct. (EP/AP) -

El Partido Popular Suizo ganará, con toda probabilidad, seis escaños más en el Parlamento helvético, convirtiéndose así en el triunfador de unas elecciones parlamentarias donde el partido de Los Verdes también ha aumentado su fuerza en la Cámara Baja con cuatro asientos más, después de una amarga campaña electoral marcada por una manifestaciones contra la derecha, que ha presentado una estrategia política calificada de "xenófoba" por el resto de grupos.

Los social demócratas, el segundo partido más grande del país, han perdido nueve escaños, según las proyecciones de los expertos de la televisión y radio SRG.

El PPS ha anunciado su intención de aprobar una ley para expulsar a todas las familias de inmigrantes si alguno de sus hijos viola las leyes suizas. El presidente del partido, Ueli Maurer, se describió a sí mismo como un hombre "muy feliz", y afirmó que el voto mostraba el firme respaldo de los suizos a las políticas de su partido, que se centrará ahora en evitar que el país forme parte de la UE.

"La idea de formar parte de la Unión Europea debería desaparecer de las cabezas de todos los suizos", declaró Maurer en sus primeras reflexiones tras conocer los primeros resultados de los comicios.

El 28 por ciento que obtiene el PPS, según las primeras estimaciones, podrá incrementar la fuerza de su líder, el millonario Cristoph Blocher, en la formación de un nuevo Gobierno.

Los social demócratas se contentaron con un 19 por ciento, un 4,2 por ciento respecto a los anteriores comicios. Sin embargo, los Verdes han obtenido un 9,5 por ciento. Son demasiado pequeños para formar una necesaria coalición en el Gobierno pero demuestra el interés por el medio ambiente que ha despertado su programa electoral.

El pasado sábado, barricadas improvisadas y decenas de manifestantes motivaron la intervención de la Policía en las calles cercanas al Palacio Federal en Berna. Fuerzas antidisturbios se vieron obligadas a contener a los manifestantes con gases lacrimógenos y balas de goma destinadas contra cientos de activistas de izquierdas concentrados para impedir el paso de la marcha convocada por los partidos de derecha. En total fueron detenidas 42 personas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies