Partidos y grupos armados opositores anuncian condiciones previas a un diálogo con el Gobierno de Sudán del Sur

Salva Kiir
STRINGER . / REUTERS
Publicado 02/05/2017 7:13:12CET

MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

Varios partidos y grupos armados opositores de Sudán del Sur han anunciado este lunes una serie de condiciones para mantener un proceso de diálogo nacional con el Gobierno y poner fin al conflicto.

"Una consulta amplia es esencial para que cualquier diálogo nacional sea representativo, legítimo y, lo que es más importante, efectivo", han indicado estos grupos, en un comunicado enviado al diario 'Sudan Tribune'.

El comunicado ha sido firmado por un total de seis grupos, entre ellos el Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-En Oposición (SPLM-IO), encabezado por el exvicepresidente y líder rebelde, Riek Machar.

"Se requieren compromisos duros para avanzar en el proceso de paz y en los esfuerzos de construcción del Estado, la nación y la obtención de la estabilidad y la paz", han indicado.

Por ello, han presentado como condiciones previas "un acuerdo sobre el proceso para acabar con la guerra y un alto el fuego permanente negociable y aplicable".

Otra condición es "un compromiso real con el despliegue inmediato, total e incondicional de las Fuerzas de Protección Regional, así como la desmilitarización de Yuba --la capital del país-- y otras grandes ciudades".

La última condición previa es permitir a los refugiados y desplazados internos volver a sus lugares de origen "para que puedan participar en el proceso político".

El comunicado ha sido publicado una semana después de que el presidente, Salva Kiir, anunciara el nombramiento de varios opositores, entre ellos Rebecca Nyandeng Garang --viuda del histórico líder sursudanés John Garang--, como miembros de un nuevo comité para impulsar el diálogo político en el país.

Sin embargo, todos los nominados rechazaron posteriormente asumir dicho papel, argumentando que no habían sido consultados antes de ser elegidos por el mandatario a tal fin.

Kiir formuló en diciembre de 2016 una propuesta de diálogo nacional, si bien fue rechazada por Machar por los términos de la misma, argumentando que carecía de inclusividad y que el proceso estaba destinado al fracaso.

El lunes, el SPLM-IO rechazó declarar un alto el fuego unilateral hasta que Machar no haya podido volver a su sede en la localidad etíope de Pagak, donde tiene su principal base.

EL CONFLICTO EN SUDÁN DEL SUR

Sudán del Sur vive sumido en una guerra civil desde diciembre de 2013 que enfrenta a los partidarios de Kiir, de etnia dinka, con las fuerzas leales a Machar, de etnia nuer.

Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones de la posibilidad de un genocidio en el país, debido al cariz étnico que parece estar tomando el conflicto.

El martes, el jefe de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS), David Shearer, lamentó que "las partes no hayan mostrado interés en revivir los Acuerdos de Paz" alcanzado en 2015.

En una comparecencia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Shearer alertó de que "virtualmente, ninguna parte del país es inmune al conflicto", citando además la complicada situación sobre el terreno debido a la división en las filas de la oposición.

"Pese a ello, no hay esfuerzos concertados de ninguna de las partes para cumplir un alto el fuego. Por contra, hemos visto una intensificación del conflicto durante el último mes", señaló.

"Pese a lo que parecen intentos de las partes para lograr una victoria militar, una solución política es el único camino adelante para Sudán del Sur", dijo, argumentando que las ofensivas militares, la división en la oposición y el recrudecimiento de las divisiones étnicas hacen cada vez más difícil la reconciliación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies