El patriarca maronita de Líbano hace una histórica visita a Arabia Saudí en plena crisis bilateral

Publicado 13/11/2017 23:09:22CET

RIAD, 13 Nov. (Reuters/EP) -

El patriarca de la Iglesia Maronita de Líbano, Beshata al Rai, ha hecho esto lunes una histórica visita a Arabia Saudí en medio de la creciente tensión entre ambos países por la sospecha de Beirut de que Riad forzó la dimisión de Saad Hariri como primer ministro.

Al Rai es el primer líder libanés que viaja a Riad desde el 4 de noviembre, cuando estalló la crisis por el anuncio de Hariri, desde la capital saudí --donde aún permanece--, sobre su renuncia al cargo a causa, según explicó, de un complot para acabar con su vida.

El dirigente religioso avanzó la semana pasada que visitaría el reino suní y pidió reunirse allí con Hariri, una propuesta que, de acuerdo con su portavoz, el Gobierno saudí ha aceptado. Además, planea entrevistarse con el rey Salman y el príncipe heredero, Mohamed bin Salman.

"Ciertamente, su dimisión sorprendió y entristeció a los libaneses y ha creado una especie de 'impasse'", ha dicho Al Radi sobre Hariri, en declaraciones a los medios de comunicación desde Riad. "Esperamos que en esta visita podamos hablar de este tema", ha añadido.

No obstante, Al Rai ha subrayado que su presencia en Arabia Saudí tiene un carácter religioso. Su objetivo, ha afirmado, es fomentar la tolerancia entre los distintos credos que hay en la región.

Al Rai es la cabeza de la Iglesia Maronita de Líbano, una confesión cristiana que cuenta con alrededor de 900.000 fieles en Líbano --una cuarta parte de la población--, aunque también tiene un importante seguimiento en la vecina Siria y en Chipre.

Una visita oficial de un clérigo de otra religión a Arabia Saudí es un inusual gesto de apertura para el país, que alberga los sitios más sagrados del islam (La Meca y Medina) y prohíbe cualquier fe distinta a la musulmana. La última vez que un patriarca cristiano visitó Riad fue en 1975.