Peña Nieto asegura que cancelar la reforma energética "sería condenar a México a un modelo caduco"

El presidente de México Enrique Peña Nieto
REUTERS - Archivo
Publicado 23/03/2018 2:55:02CET

CIUDAD DE MÉXICO, 23 Mar. (Reuters/EP) -

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha asegurado este jueves que cancelar la reforma energética provocaría la cancelación de varias inversiones "sería condenar a México a un modelo caduco", después de que el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador prometiera modificar la reforma en caso de llegar a la Presidencia.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia prometió este miércoles que iniciará un proceso para modificar las leyes de la reforma energética, concretada entre 2013 y 2014 por el Gobierno de Peña Nieto, si gana las elecciones previstas para julio.

"Quienes de manera fácil convocan a dar marcha atrás a la reforma energética francamente sería condenar a que nuestro país regrese a un modelo caduco, a un modelo obsoleto, a un modelo que ya no funciona en ninguna otra parte del mundo", ha señalado el mandatario mexicano.

"Cancelar la reforma energética es prácticamente condenar a la desaparición de las inversiones que hoy demandan certeza", ha añadido Peña Nieto, que dejará el cargo el próximo 1 de diciembre.

La reforma, que abrió toda la cadena de los hidrocarburos a la inversión nacional y extranjera y acabó con el monopolio de la estatal Pemex en el sector petrolero, provocó cambios en la Constitución, lo que hace complicado que se puedan realizar nuevas modificaciones, según los expertos.

Sin embargo, López Obrador aseguró que se llevarían a cabo las modificaciones de las leyes energéticas "aunque nos lleve tiempo".

López Obrador afirmó que esta y otras reformas como la educativa, consideradas como las más importantes de Peña Nieto, no fueron una propuesta nacional y que solamente responden a una agenda dictada desde el extranjero.

Además el candidato aseguró que con su propuesta de seguridad lograría reducir entre un 50 por ciento y un 30 por ciento los niveles de inseguridad, incluyendo homicidios, tal como lo hizo de 2000 a 2005 cuando fue alcalde de Ciudad de México. El año pasado México alcanzó cifras récord en homicidios con casi 26,000 casos.

El veterano político también ha señalado que en caso de ser elegido se revisarán todos los contratos petroleros y pedirá a Peña Nieto que se detengan las subastas de contratos de crudo y gas programadas para después de los comicios.

Tras la apertura del sector energético, México ha realizado varias licitaciones de hidrocarburos y ha asignado más de 90 contratos en tierra y en aguas someras y profundas, con los que espera elevar la alicaída producción de crudo y gas en los próximos años.