Peña Nieto reitera su rechazo a la violencia "cualquiera que sea su origen"

 

Peña Nieto reitera su rechazo a la violencia "cualquiera que sea su origen"

Actualizado 05/12/2014 18:47:56 CET

Las marchas 'normalistas' confluyen en México DF para exigir la vuelta con vida de los 43 desaparecidos

MÉXICO DF, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha reiterado que "la violencia es inaceptable cualquiera que sea su origen" tras los disturbios que se han producido este jueves entre manifestantes 'normalistas' y policías antidisturbios en la capital.

"Atentar contra las instituciones es atentar contra los mexicanos, en un Estado democrático como el nuestro es inaceptable la violencia cualquiera que sea su origen", ha dicho en un acto oficial por el aniversario de la Revolución Mexicana.

"Los mexicanos decimos no a la violencia, sociedad y Gobierno rechazamos categóricamente cualquier intento por provocarla o alentarla", ha recalcado el líder conservador, en declaraciones recogidas por la prensa local.

Así, ha insistido en que, aunque "es cierto que México está dolido" por la desaparición de 43 'normalistas' (estudiantes de magisterio) el pasado 26 de septiembre en Iguala, "el único camino para aliviar este dolor es la paz y la justicia".

Peña Nieto ha aprovechado para destacar el papel de las fuerzas de seguridad, considerando "desafortunado" que cuando algunos uniformados incumplen su deber "se señale a toda una institución que en innumerables ocasiones ha probado su entrega y lealtad a México".

"México afirma, de manera contundente, su respeto y aprecio por sus Fuerzas Armadas. La grandeza de una institución centenaria, el trabajo de más de 212.000 soldados, no debe calificarse a partir de contados elementos que se pudieron haber alejado de sus principios", ha sostenido.

DISTURBIOS EN MÉXICO DF

Peña Nieto ha hecho estas declaraciones después de que un grupo de 250 encapuchados, asociados a las marchas 'normalistas' que este jueves han llegado la capital, se enfrentara a la Policía para intentar llegar al Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM).

Unos 500 agentes antidisturbios han impedido que los encapuchados avanzaran desde la estación de metro de Oceanía a través de los carriles laterales del Boulevard Puerto Aéreo rumbo al aeródromo capitalino.

Los encapuchados han hecho pintadas en el muro de contención y han tirado árboles en los carriles centrales para bloquear por completo esta importante vía y obligar con ello a los agentes a que se retiraran de los carriles laterales, pero no lo han conseguido.

Así, los encapuchados han formado una barricada con motos robadas y han lanzado cócteles molotov contra los uniformados, que han respondido cargando, aunque solo ha servido para que los manifestantes aumentaran su ataque con palos y piedras.

Al menos dos policías han resultado heridos, con quemaduras leves por los cócteles molotov, y dos personas han sido detenidas, según ha informado el diario mexicano 'Excelsior'.

MARCHAS 'NORMALISTAS'

Las marchas que la semana pasada salieron de diversos puntos del estado de Guerrero, en el sur, para dar a conocer el caso de los 43 'normalistas', finalmente han llegado este jueves a México DF para exigir su vuelta con vida.

Unos 600 de manifestantes, principalmente miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y familiares y compañeros de los 43 'normalistas', han llegado en 14 de autobuses al corazón de la capital mexicana.

"En el transcurso del día llegaran más de diferentes lugares de Guerrero", ha explicado al diario mexicano 'Milenio' el secretario de Coordinación Política de la CETEG, Walter Emmanuel Añorve Rodríguez, adelantando que está previsto que lleguen las dos columnas restantes.

Alrededor de las 16.00 (hora local) las tres marchas 'normalistas' se dirigirán desde diversos puntos de México DF hacia el Zócalo, en el centro. "Nos vamos a aguantar hasta la tarde", ha señalado Añorve Rodríguez.

CASO IGUALA

Los 'normalistas' llegaron a Iguala el 26 de septiembre para recaudar fondos para viajar a la capital mexicana el 2 de octubre con el fin de participar en la conmemoración de otra matanza, la de Tlatelolco.

Ese día la esposa del alcalde tenía previsto presentar un informe de su labor al frente del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia municipal y, ante el temor de que los estudiantes reventaran el acto, como ya había ocurrido en el pasado, el alcalde ordenó a la Policía actuar contra los 'normalistas'.

Policías de Iguala, apoyados por agentes de Cocula, interceptaron a los jóvenes a la entrada del municipio y abrieron fuego, matando a uno de ellos y dando lugar a un enfrentamiento que se saldó con seis muertos y 25 heridos.

Una vez controlada la situación, detuvieron a los 'normalistas' que no consiguieron huir, les condujeron en varios furgones policiales a los límites entre Iguala y Cocula y se los entregaron a Guerreros Unidos.

A partir de ese momento se pierde el rastro de los 43 'normalistas'. Queda ahora el análisis de las cenizas, ya que el de los cadáveres de la veintena de fosas comunes halladas en Iguala y municipios cercanos ha revelado que no son los jóvenes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies