El Pentágono estudia el futuro de los ejercicios militares en la península de Corea tras la cumbre

El Pentágono, sede del Departamento de Defensa
REUTERS / JASON REED - Archivo
Publicado 14/06/2018 2:29:17CET

WASHINGTON, 14 Jun. (Reuters/EP) -

El Departamento de Defensa de Estados Unidos ha informado este miércoles de que está estudiando el futuro de los ejercicios militares en la península de Corea después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, asegurara que los "juegos de guerra" habían terminado tras su histórico encuentro con el líder norcoreano, Kim Jong Un, en Singapur.

El Ejército está abordando la posibilidad de garantizar que las fuerzas estadounidenses permanezcan en Corea del Sur y sigan recibiendo entrenamiento a pesar de la suspensión de las maniobras conjuntas con Seúl, una concesión llevada a cabo al término de la cumbre.

"No se equivoquen, vamos a mantener preparadas nuestras fuerzas en Corea del Sur", ha asegurado un alto cargo del Gobierno, que ha indicado que, no obstante, aún es difícil saber cómo se va a proceder.

Trump anunció el final de los ejercicios conjuntos tras su reunión con Kim, que tuvo lugar este martes, y aseguró que estos son caros y "provocativos". El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha indicado este miércoles durante una rueda de prensa en Seúl que el dirigente ha sido claro al respecto y que las maniobras se encuentran suspendidas ahora que están teniendo lugar conversaciones productivas y "de buena fe" con Pyongyang.

"Su intención aquí es colocarnos en una posición en la que podamos tener conversaciones productivas que lleven a la desnuclearización de Corea del Norte", ha insistido Pompeo.

Japón, por su parte, ve las maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur en la península de Corea como "vitales" para la seguridad de la región de Asia Oriental, según expresó este miércoles su ministro de Defensa, Itsunori Onodera.

Algunos congresistas y senadores no han tardado en criticar la decisión de Trump. El senador republicano Lindsey Graham ha tildado de "ridículos" los motivos dados por el presidente para acabar con los ejercicios conjuntos.

El republicano ha afirmado que la decisión fue tomada para "dar un cierto espacio a Corea del Norte en un intento por hacer posible un acuerdo" y no debido al coste de las maniobras porque "el dinero invertido en entrenar con los aliados es dinero bien gastado".

Contador