Pérez Molina niega ante el juez su implicación en una trama corrupta

El dimisionario presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina
STRINGER SHANGHAI / REUTERS
Actualizado 04/09/2015 21:32:09 CET

El expresidente alega que no le interesa el dinero y que rechazó un soborno millonario del 'Chapo'

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina ha negado este jueves ante el juez cualquier vinculación con una trama de corrupción aduanera, en sus primeras declaraciones ante el tribunal tras el inicio de unas vistas que, por el momento, le mantienen en prisión provisional.

En torno a un centenar de personas, entre ellas el dimisionario mandatario, se han visto salpicados por el caso 'La Línea', que investiga una estructura criminal encargada de cobrar sobornos en las aduanas para favorecer la importación de ciertos productos y evitar el pago de impuestos a otros.

Pérez Molina ya compareció el miércoles por primera vez ante el juzgado B de Mayor Riesgo de la capital, donde responde por presuntos delitos de cohecho pasivo, caso especial de defraudación aduanera y asociación ilícita. Sin embargo, no ha sido hasta este jueves cuando ha tomado la palabra, en una sesión que ha estado rodeada de gran expectación.

La Fiscalía ha presentado varias pruebas contra el exmandatario, como escuchas telefónicas o fotografías en las que aparecía junto a algunos de los implicados en la supuesta trama. "Me he tomado miles de fotos", ha alegado Pérez Molina, que sólo ha respondido a las preguntas de su equipo de defensa.

En este sentido, el expresidente ha admitido que puede ser "responsable" de haberse equivocado con algunos nombramientos, pero ha insistido en que no ha participado de ninguna estructura ilícita. Pérez Molina, que ha recordado su "derecho inherente a la presunción de inocencia", ha lamentado la "mala intención" de la Fiscalía.

DINERO

El antiguo mandatario ha reiterado que dará la cara para defenderse de las acusaciones en su contra y ha insistido en que no se ha movido por dinero en su carrera política, informa el diario guatemalteco 'Prensa Libre'.

Como ejemplo, ha mencionado que el narcotraficante mexicano Joaquín 'Chapo' Guzmán intentó negociar tras ser detenido en 1993, época en la que Pérez Molina encabezaba el Servicio de Inteligencia Militar. El expresidente ha dicho que entonces recibió ofertas que multiplican por "diez o quince" el dinero que supuestamente se habría embolsado gracias al actual escándalo.