Ica, Pisco y Chincha afrontan los primeros problemas por falta de luz, agua potable y alimentos

Actualizado 16/08/2007 21:29:04 CET

LIMA, 16 Ago. (EUROPA PRSS) -

Los habitantes de las ciudades peruanas de Ica, Pisco y Chincha, las zonas más afectadas por el fuerte terremoto que sacudió ayer el sur del país, afrontan ya los primeros problemas de falta de luz, agua potables y alimentos.

Gran parte del casco urbano de esas tres ciudades ha quedado en ruinas, casi la mitad de los edificios se han visto afectados por el terremoto, muchos de los cuales se han convertido en escombros y empiezan a surgir los primeros de salud.

Los mayores daños han sido en Pisco, donde cerca del 80 por ciento de los edificios se han venido abajo. En Ica el 40% de la ciudad ha sufrido daños severos, mientras que en Chincha el 60% de casas, establecimientos públicos y locales privados están casi destruidos.

Además, según informan los medios locales, recogidos por Europa Press, gran parte de los postes de luz se vieron afectados por lo que las tres ciudades no cuentan con luz, situación que podría durar algunos cuantos días.

El terremoto también ha ocasionado problemas en el suministro de agua, que hasta el momento permanece cortado, debido al colapso del desagüe y a la falta de energía, lo que podría ocasionar problemas graves de sanidad.

Los hospitales en el departamento de Ica han sido declarados en emergencia por lo que se ha pedido el apoyo de médicos, enfermeros y medicinas para atender a los heridos. En el caso de dos comisarias de esta ciudad, ambas quedaron en ruinas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies